8 maneras de corregir el comportamiento de tu hijo

¿Dar un azote al culete de un pequeño cuando no hace algo bien es bueno o malo? Este es uno de los temas de más debatidos cuando criamos a un hijo. Si bien la mayoría de los pediatras y los expertos en crianza de los hijos no recomiendan las nalgadas, la gran mayoría de los padres de todo el mundo admiten que les dan nalgadas a sus hijos.

madre con niño en motoclicleta en el jardín de su casa

Para muchos padres, una nalgada es la forma más rápida y eficaz de cambiar el comportamiento de un niño. Y a menudo funciona a corto plazo. Pero los estudios muestran que el castigo corporal tiene consecuencias a largo plazo para los niños.

Si estás buscando una alternativa a las nalgadas, aquí te dejo ocho formas de disciplinar a tu hijo sin usar castigos físicos.

Sentado sin poder hacer nada por mal comportamiento

Golpear a los niños por mala conducta, sobretodo si es por haber pegado a otro niño, envía un mensaje contradictorio. Tu hijo se preguntará por qué está bien que tú le pegues, pero no está bien que él le pegue a su hermano, por ejemplo. Si cuando ocurre esto dejamos castigado al niño en una silla sentado sin hacer nada durante un tiempo,  su conducta mejora. Si se hace correctamente, les enseña a los niños a calmarse, lo cual es una habilidad útil para la vida.

Pero para que sea efectivo, los niños necesitan pasar mucho tiempo con sus padres. Este tipo de castigo le enseña a autorregularse, expresar adecuadamente sus emociones y tomar decisiones diferentes en el futuro.

Perder ciertos privilegios

El objetivo no es castigar a tu hijo para que se someta, sino ayudarlo a aprender a tomar mejores decisiones para el futuro. Sin embargo, esto requiere práctica. Si toman una mala decisión, enséñeles que la consecuencia de tomar una mala decisión puede ser la pérdida de un privilegio. La pérdida debe estar relacionada con el comportamiento.

Tienes que dejar claro cuándo se pueden recuperar los privilegios. Por lo general, 24 horas es suficiente para enseñarle a aprender de su error. Por lo tanto, podrías decir: «Te has quedado sin poder ver la televisión durante el resto del día, pero puedes volver a verla mañana si recoges tus juguetes cuando te lo pida».

Ignorar la mala conducta leve

Aunque en un principio pueda parecer una locura, ignorar de forma selectiva suele ser más eficaz que dar nalgadas. Esto no significa que debas mirar hacia otro lado si tu hijo está haciendo algo peligroso o inapropiado. Pero puedes ignorar comportamientos como cuando solo pretenden buscar la atención.

Cuando tu hijo trate de llamar la atención lloriqueando o quejándose, no le des lo que quiere. Tiene que aprender que esa no es forma de pedir las cosas. Primero dile que esa no es la forma de conseguirlo y dile cómo debe hacerlo o cuándo, las próximas veces, no le hagas caso hasta que te lo pida bien. Con el tiempo, aprenden que el comportamiento cortés es la mejor manera de satisfacer sus necesidades.

madre enseñando a su hija cómo debe comportarse y qué consecuencias tiene

Enseñar nuevas habilidades

Uno de los principales problemas de las nalgadas es que no le enseña a tu hijo a comportarse mejor. Darle nalgadas a tu hijo porque ha tenido una rabieta no le enseñará a calmarse la próxima vez que se enfade.

Debe aprender a resolver problemas, controlar sus emociones y comprometerse. Cuando los padres enseñan estas habilidades, pueden reducir en gran medida los problemas de conducta. Utiliza una disciplina que tenga como objetivo enseñar, no castigar.

Consecuencias lógicas

Las consecuencias lógicas son una excelente manera de ayudar a los niños que luchan con problemas de conducta específicos. Las consecuencias lógicas están específicamente vinculadas a la mala conducta.

Por ejemplo, si tu hijo no cena, no le dejes tomar cualquier cosa antes de acostarse. O si se niegan a recoger sus juguetes, no le permitas jugar con ellos durante el resto del día. Vincular la consecuencia directamente con el problema de conducta ayuda a los niños a ver que sus elecciones tienen consecuencias directas.

Consecuencias naturales

Las consecuencias naturales  permiten que los niños aprendan de sus propios errores. Por ejemplo, si tu hijo dice que no va a usar una chaqueta, déjalo salir y que se enfríe, siempre que sea seguro (no peligroso) hacerlo. Utiliza las consecuencias naturales cuando creas que tu hijo aprenderá de su propio error. Supervisa la situación para asegurarte de que tu hijo no tendrá ningún peligro real.

2 niños pequeños jugando y compartiendo cosas, buen comportamiento

Recompensas por buen comportamiento

En lugar de azotar a un niño por su mala conducta, recompénsalo por su buen comportamiento. Por ejemplo, si tu hijo pelea con sus hermanos a menudo, establece un sistema de recompensas para motivarlos a llevarse mejor.

Proporcionar un incentivo para comportarse, puede cambiar rápidamente la mala conducta. Las recompensas ayudan a los niños a concentrarse en lo que deben hacer para ganar privilegios, en lugar de enfatizar el mal comportamiento que se supone que deben evitar.

Hazle saber que lo está haciendo bien

Cuando el pequeño se comporte bien, con sus hermanos, recogiendo las cosas, bañándose, etc, hazle saber con palabras dulces que lo está haciendo bien. Si hay varios niños, presta más atención al que se porta bien y dile que lo hace bien, cuando los que se comporten mal hagan algo bien, dirígete a ellos para felicitarlos. Si quieren atención, que sepan que la conseguirán siempre que tengan un buen comportamiento.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.