¿A los niños con fiebre hay que dejarlos dormir?

fiebre-dormir-niños

Vosotros qué pensáis: ¿a los niños con fiebre hay que dejarlos dormir? ¿es mejor que descansen para recuperar energías? ¿O quizás lo ideal es que se mantengan despiertos para así poder controlarlos mejor? La fiebre es una de las formas que tiene el cuerpo de combatir una enfermedad, un virus o una bacteria. De manera natural, el organismo eleva su temperatura para defenderse del ataque externo. Por eso es que los médicos aseguran que es una respuesta sana del cuerpo humano. 

Pero es claro que siempre hay que estar atentos a la fiebre ya que puede regalar mucha información adicional. No es lo mismo una febrícula que una fiebre persistente que se extiende a lo largo de varios días. También es importante asociarla a otros síntomas. Y tampoco es igual tener poca fiebre que subir una alta temperatura. La cantidad de días, la capacidad del organismo de bajar la fiebre cuando se toma medicina y otros factores son importantes a la hora de llevar el control. En especial cuando se trata de niños pequeños. Llevar un registro del patrón de fiebre ayudará al médico a determinar el proceso y la gravedad del caso. Por eso la pregunta de si es bueno dejarlos dormir o no a los niños con fiebre. 

Dormir con fiebre

En el caso de los niños, el 90% de los casos de fiebre responde a infecciones víricas. Si notas algo diferente en el niño es bueno tomar la temperatura. ¿Qué sería algo diferente? Cuando tenga la piel caliente al tacto, si notas que el niño está muy poco activo, no quiere jugar o moverse, si lo notas caído o presenta somnolencia. La falta de apetito, los resfriados, la sudoración excesiva estando quieto, los ojos caídos, el enrojecimiento de la piel o la respiración agitada son otros de los síntomas de que un niño puede tener fiebre.

fiebre-dormir-niños

Ahora bien, cuando un niño tiene fiebre es probable que duerma más. ¿A los niños con fiebre hay que dejarlos dormir? No hay una respuesta absoluta pues los niños con fiebre pueden dormir pero siempre y cuando haya un control periódico durante su sueño. Aún dormidos, los adultos responsables deben controlar la temperatura del niño tomándola con un termómetro de la manera correcta. En el caso de detectar una fiebre de más de 38 grados centígrados se recomendará consultar con el pediatra, quien recomendará administrar medicina para bajar la fiebre. En caso de que esto no ocurra, él dará indicaciones de cómo proceder. Los antitérmicos más utilizados son el paracetamol y el ibuprofeno aunque nunca deben administrarse sin consultar previamente con el pediatra. Los antitérmicos alcanzan su eficacia una media hora después de su administración. Dormir cerca del niño es también recomendable pues entonces podemos escucharlo ante cualquier eventualidad así como tocarlos seguido para dar cuenta de su estado general.

Cuidados y atención del niño

Lo antes mencionados son cuidados básicos que puedes realizar en casa si el niño tiene fiebre. Debido a su necesidad de descanso, a los niños con fiebre hay que dejarlos dormir para ayudar a su recuperación y porque el mismo cuerpo lo pide. El problema no es si duermen sino los controles efectivos. Por otra parte, es importante tener algunos cuidados especiales y no dejarse estar si registras algunos de estos problemas:

Si el niño es menor de 3 meses.
Si la fiebre es superior a 40ºC.
Si la fiebre no le cede bien tras una hora de haberle administrado el antitérmico.
Si ha presentado una convulsión febril.
Si presenta vómitos repetidos.
Si el niño llora inconsolablemente.
Si es difícil de despertar.
Si esta confuso o delirante.
Si tiene la nuca rígida.
Si tiene manchas como oscuras en la piel (petequias).
Si presenta muchas dificultades para respirar (un ejemplo clásico es la respiración intercostal profunda.
Si el niño tiene enfermedades previas graves.

En cualquiera de estos casos, es muy importante ir a la guardia médica de inmediato para controlar al niño y ofrecerle el tratamiento adecuado lo antes posible.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.