A partir de mañana los niños que midan menos de 1,35 metros deben viajar detrás

Los niños en la parte de atrás del coche

Mañana es uno de octubre de 2015, una fecha que llega con algunos cambios, algunos más significativos y otros menos. Entre los últimos, en las Comunidades Autónomas dónde los niños van a clase en jornada partida, los peques dejarán de tener libre toda la tarde, además cientos de ellos empezarán sus actividades extraescolares anuales. Más relevante aún será esta modificación: las familias españolas estaremos obligadas a llevar a cualquier menor que mida menos de 1,35 metros en los asientos de atrás del coche; es una práctica recomendada por su seguridad, pero desde las 00 del primero de octubre estará regulada por un Real Decreto que modifica un artículo del Reglamento General de Circulación, en concreto el 117.

Además, se establece la obligación de instalar los sistemas de retención infantil (capazos, elevadores y sillitas) según las instrucciones que dicte cada fabricante, y en función de su colocación en el sentido de la marcha, o a contra marcha (sistema que – recordemos – es el más adecuado hasta los 4 años). Hay evidencias que nos demuestran que la protección se refuerza cuando los niños van colocados detrás, así que se agradece que la jurisdicción se adapte a ellas. Desde luego para mí siempre ha sido más importante la seguridad de mis hijos, que la legislación en este tema; pero para llegar al conjunto de la población es necesario introducir este tipo de medidas; lo que está en juego son las vidas y la integridad física de los niños.

El objetivo es claro: que ningún menor pierda la vida por no ir correctamente sentado, lo cual implica utilizar dispositivos adecuados a peso y talla.

Excepciones a la norma

El Real Deceto mencionado, no será de obligado cumplimiento si:

  • No es posible instalar todas las sillas necesarias.
  • Tienes un vehículo biplaza.
  • Las plazas están ocupadas por otros menores de edad de la misma altura.
  • Transporte público: los vehículos de más de 9 plazas también deben usar SRI homologados, pero si no cuentan con ellos, los niños pueden ir atados con cinturón de seguridad (ojo porque aquí también entra en juego la talla y el peso). Los trayectos urbanos en taxi es otra de las situaciones excepcionales que permite viajar sin el dispositivo de seguridad.

Cuando llevas a un niño de talla menor que la mencionada, o sin el Sistema de Retención Infantil correspondiente, lo expones a más riesgos de lesiones, pero también a que esas lesiones sean más graves

Seguridad por encima de todo

Además, se lanzan una serie de recomendaciones como que si el niño viaja delante porque te encuentras en uno de los supuestos mencionados, sólo puedes usar sistemas de retención orientados a atrás en el caso de que el airbag no esté desactivado. Además no se debe llevar a un niño en brazos, aunque sea asegurado con el mismo cinturón que el adulto que lo sujeta.

Sistemas de seguridad hasta que el menor alcance 150 cm (es recomendable pero no obligatorio), y usar los dispositivos de seguridad también en trayectos cortos, forman también parte de los consejos

No te olvides mañana (ni nunca) de llevar a los niños que midan menos de 1,35 metros sentados detrás, sobre todo por que te importan.

Imagen — sandeepm


Categorías

Seguridad

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *