A partir de qué semana puede nacer un bebé

madre con recién nacido

El final del tercer trimestre de embarazo suele estar lleno de emoción y ansiedad por la inminente llegada del bebé. Además, de que es el período más incómodo físicamente hablando, y emocionalmente es agotador. Si te encuentras en esta etapa del embarazo, es posible que tengas los tobillos hinchados, que notes presión en la parte inferior del abdomen y la pelvis, y que tengas pensamientos recurrentes sobre cuando podrá nacer el bebé.

Cuando llegues a la semana 37 de embarazo, la inducción del parto puede parecer el mejor regalo del mundo, ya que por fin podrías conocer a tu bebé. Pero los médicos recomiendan esperar hasta que tu bebé esté a término, a no ser que haya problemas de salud importantes para ti o para tu bebé.

¿Cuándo es más seguro dar a luz?

recién nacido dormido

Un embarazo a término tiene una duración de 40 semanas. Durante las últimas semanas, el cuerpo de la mujer se prepara para el parto mientras que el bebé completa el desarrollo de sus órganos, como el cerebro y los pulmones, y alcanza un peso adecuado para nacer. El riesgo de complicaciones neonatales es más bajo en embarazos que terminan entre las semanas 39 y 41.

Pero hay que tener en cuenta que no hay dos mujeres ni dos embarazos iguales. Por tanto, algunos bebés nacerán de manera natural antes de la semana 39, y otros después de la semana 41, sin que existan mayores complicaciones.

¿A partir de qué semana puede nacer un bebé con seguridad?

Cuanto antes nazca un bebé, mayores serán los riesgos para su salud y su supervivencia. Los bebés nacidos antes de la semana 37 se consideran prematuros. Si nace antes de la semana 28, se considera al bebé extremadamente prematuro. Los bebés que nacen entre las semanas 10 y 25 tienen muy pocas posibilidades de sobrevivir sin problemas de desarrollo neurológico. Los bebés que nacen antes de la semana 23 tienen solo entre un 5 y 6% de posibilidades de supervivencia.

Hoy en día, los bebés prematuros y extremadamente prematuros tienen a su favor los avances médicos para ayudar a mantener el desarrollo continuo de los órganos hasta que su nivel de salud sea equivalente al de un bebé nacido a término. Una de las razones más importantes por las que es deseable llegar a la semana 40 de embarazo es garantizar el desarrollo completo de los pulmones del bebé.

Sin embargo, hay muchos factores relacionados con la madre, el bebé y la placenta que requerirán de un médico que sopese los riesgos de llegar a término con el beneficio de la madurez pulmonar completa. Algunos de estos factores son la placenta previa, cesárea o miomectomía previa, preeclampsia, gemelos o trillizos, hipertensión crónica, diabetes y VIH. Aún así, tener una experiencia de parto positiva y saludable es posible aun dando a luz antes de la semana 39, o si tu médico recomienda la inducción al parto.

¿Cuáles son las causas y los riesgos de los partos prematuros?

pie de bebé prematuro

La mayoría de las veces se desconoce la causa de un parto prematuro. Sin embargo, las mujeres con antecedentes de diabetes, enfermedad cardíaca, enfermedad renal o presión arterial alta tienen más probabilidades de tener partos prematuros. Otros factores de riesgo y causas pueden ser:

  • Embarazo múltiple
  • Sangrado durante el embarazo
  • Consumo y abuso de drogas
  • Contraer una infección del tracto urinario
  • Fumar tabaco
  • Beber alcohol durante el embarazo
  • Haber tenido un parto prematuro anteriormente
  • Tener un útero anormal
  • Desarrollar una infección de la membrana amniótica
  • No comer sano antes y durante el embarazo
  • Tener un cuello uterino débil
  • Haber sufrido algún trastorno alimentario en el pasado
  • Tener sobrepeso o, por el contrario, un peso demasiado bajo
  • Tener demasiado estrés

Hay muchos riesgos para la salud de los bebés prematuros. Los principales problemas que ponen en peligro la vida del bebé a menudo pueden tratarse con éxito en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN), pero pueden requerir un tratamiento a largo plazo. Estos problemas pueden ser el síndrome de dificultad respiratoria neonatal, pueden presentar sangrado en el cerebro o en los pulmones y el conducto arterioso permeable. Otros riesgos para los bebés prematuros son:

  • Retrasos en el desarrollo
  • Dificultad para respirar
  • Problemas de visión y audición
  • Bajo peso al nacer
  • Dificultades para cogerse al pecho de la madre
  • Ictericia
  • Dificultad para regular la temperatura corporal

La mayoría de estas condiciones requerirán el ingreso en la UCIN. Aquí los médicos realizarán pruebas, tratarán a los neonatos, les proporcionarán respiración asistida y les ayudarán en su alimentación. Estos cuidados garantizan que los bebés tengan la mejor calidad de vida posible, ayudando a su recuperación.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)