¿A qué hora se debe acostar a un bebé?

Bebé durmiendo

El sueño del bebé suele convertirse en una preocupación para las madres y los padres primerizos. Preguntarse si está durmiendo lo suficiente y preocuparse, cuando tras dormir algunas semanas bien vuelve a despertarse agitado a las noches, es habitual. Como también lo es dudar respecto a qué hora se debe acostar a un bebé.

¿A qué hora se debe acostar a un bebé? Es una pregunta que se hacen las madres y los padres primerizos y que acaban respondiendo hablando con otros padres y madres con mas experiencia. Porque aunque no haya una hora ideal para todos los niños si hay horas orientativas que ayudan a respetar el ciclo de sueño de los mas pequeños y que es aconsejable seguir. Y hoy los compartimos contigo.

¿A qué hora se debe acostar a un bebé?

Para que un niño duerma bien es necesario crear una rutina de sueño, especialmente a partir de los cuatro meses. A esta edad los bebés empiezan a diferenciar el día de la noche por lo que es interesante que se acostumbren a acostarse al caer la luz.

bebe durmiendo

Los expertos en desarrollo infantil advierten que lo ideal sería acostar a los niños sobre las 20:30h en invierno y a las 21;30 en verano. Aunque no tan importante es ceñirse a una hora concreta como a la rutina de que ocurra siempre a la misma hora. ¿Por qué? Porque si nos pasamos de su hora corremos el riesgo de que se activen y después les cueste mas coger el sueño.

Factores que pueden influir en la hora de acostarse

Ajustarnos a la luz solar y al ciclo natural del sueño es lo ideal pero no siempre es posible. Hay muchos factores que pueden hacer que acostar al bebé a esa hora no sea sencillo. Y es que no todos los niños duermen de la misma manera y no todos los adultos tenemos los mismos horarios y obligaciones.

Entre los factores a destacar que podrían influir en la hora de acostar a un bebé están:

  • Las ventanas de sueño. Respetar el espacio entre ellas es esencial para que lleguen descansados a la noche y puedan dormir mejor. Porque no, no es verdad aquello de cuanto mas cansados lleguen a la noche mejor dormirán. Así mientras que con cuatro meses es importante respectar ventanas de sueño de entre 1:30 y 2:30 a los 10 meses estás serán de entre 3 y 4 horas, alargándose hasta las cuatro horas la última ventana antes de acostarse.
  • El propio niño. Cada niño tiene un ritmo diferente, como también lo tenemos los adultos. Los bebés alondras se acuestan y levantan antes mientras que los bebés búhos se acuestan y se levantan más tarde.
  • Los horarios de los adultos. Por motivos laborales muchos adultos nos vemos obligados a madrugar y a despertar  a muy temprana hora al bebé, lo que probablemente obligará también a acostarlo antes.

Horas orientativas mes a mes

Respetar el ciclo natural del sueño en la medida de lo posible y crear una rutina son importantes para facilita el sueño del bebé o el niño. Y aunque no haya una única forma de hacerlo correcta, a continuación compartimos contigo de forma orientativa a qué hora se debe acostar a un bebé, según la edad:

  • Menos de cuatro meses: Duermen todo el rato con ventanas de 45-90 minutos y comen a demanda.
  • Entre los 4 y 8 meses:  Alrededor de las 20:30 horas. 2:30-3h después de la última siesta.
  • Entre los 8 y 12 meses: Entre las 20-21h. Alrededor de cuatro horas después de la segunda siesta del día. Los bebés a esa edad duermen un promedio de 14 horas al día.
  • Mas de 12 meses: Entre las 20:00 y las 21:30 horas, siempre entre 4 horas (12 meses) y 5-6 horas (18 meses) después de la siesta. En total un niño de esa edad debe dormir alrededor de 12 horas.
  • Mas de 3 años. Según a que hora deban levantarse y teniendo en cuenta que muchos ya no duermen siesta debieran poder dormir entre 10 y 12 horas.

Establecer una rutina de sueño

A la hora de dormir, es fundamental establecer una rutina de sueño para que los niños sepan cuando llega el momento de irse a la cama. Esto no te asegura que vayan a dormir toda la noche pero si les proporciona ese orden y esa tranquilidad de que todo está bien que todo niño necesita.


Esta rutina podría incluir un baño relajante, una cena caliente, un cuento o una nana y un buenas noches. Lo importante es crear un ambiente relajado y no excitar al bebé con juegos físicos y ruidos que vuelvan a activarlo.

Repetir la misma secuencia todos los días a la misma hora aproximadamente es esencial para los mas pequeños. Saber a que se debe acostar a un bebé y cuantas horas debe dormir es importante, pero la rutina lo es aun mas.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.