¿A qué podemos llamar un embarazo difícil?

embarazo difícil

Es fácil escuchar que tal o cual mujer está teniendo un embarazo difícil, pero realmente ¿qué queremos decir con eso de embarazo difícil? No hay una única respuesta para esto. Hay mujeres que consideran que su embarazo está siendo difícil de llevar por cuestiones puramente físicas, en cambio, otras hacen más hincapié en los cambios hormonales y psíquicos que le producen.

Cada mujer es diferente, y cada embarazada lo es aún más, pero digamos que podemos hablar de un embarazo difícil cuando el proceso no se da tal y como lo esperábamos, por una un otra cuestión. Una acontecimiento desgraciado, una mala noticia respecto al bebé, la ruptura de la pareja u otras cuestiones personales, también deben considerarse a la hora de hablar de un embarazo difícil. 

Prototipos de mujer embarazada

Vivimos en una sociedad en la que cada vez tenemos más información sobre el desarrollo del embarazo y parto. Podemos encontrar minuciosos detalle sobre cada semana, cada mes, y cómo deben sentirse las embarazadas. En la mayoría de estas informaciones nos cuentan que el embarazo es una experiencia maravillosa, pero ¿y si no es así? ¿y si sentimos que nuestro embrazo está siendo una etapa difícil?

Algunas mujeres embarazadas no se atreven a hablar de sus angustias, del miedo al parto, a cómo está cambiando su cuerpo. El miedo a no volver a encontrar un puesto de trabajo en el mundo profesional, o a perder oportunidades. Es importante, en este sentido que las futuras mamás entiendan las razones de sus angustias, y puedan compartirlas sin vergüenza y sin sentirse juzgadas.

Hablar con el médico, la matrona, o con otras mujeres que sean capaces de sincerarse, ya sea través de foros o en reuniones puede ayudar a que la mujer lleve mejor este periodo, que considera como un embarazo difícil. Es importante descubrir que este tipo de emociones son más comunes de lo que nos han hecho creer.

Embarazo complicado por cuestiones físicas

embarazo difícil

Que la mujer embarazada se sienta mal, y tenga lo que se llama vulgarmente un embarazo difícil puede deberse a distintas causas, físicas o psicológicas. Una mujer puede pasar un mal embarazo por las náuseas, los vómitos u otras molestias asociadas a la gestación. Las náuseas y los vómitos pueden llegar a causar desequilibrios en el organismo y la deshidratación.

También pueden influir los cambios físicos, como aparición de manchas en la cara o cloasmas (melasma), las estrías, los tobillos hinchados y los kilos de más. Todo puede influir para que tengas una percepción de embarazo difícil. A esto súmale, lo común que es tener anemia por deficiencia de hierro, que te dejará sin fuerzas, y se asocia a partos prematuros y a bajo peso al nacer del bebé. Por eso es importante que sigas una alimentación equilibrada y análisis frecuentes.

La diabetes gestacional es otra de las causas de los llamados embarazos difíciles, en la mayoría de mujeres aparece a mediados entre las 24 y 28 semanas del embarazo. Por lo general se controla con una alimentación saludable y ejercicio regular, pero algunas veces la madre también necesitará insulina.

Embarazo de riesgo, embarazo difícil 

embarazo difícil

Durante el embarazo puede surgir un problema o sobrevenir un trastorno que lo convierta en un proceso de alto riesgo. Hay trastornos que ocurren durante el embarazo que guardan una relación directa con la gestación, como las que hemos hablado arriba. Y hay otros que no se relacionan con el embarazo, como puede ser el tabaquismo, nefropatías, hipertensión, obesidad, infecciones renales, insuficiencia cardíaca…

Además la gestación puede volverse más difícil por complicaciones, como puede ser la placenta desplazada, desprendimiento prematuro del útero, lo que causará hemorragias en la vagina, con el riesgo de llegar a perder el bebé, infección vaginal o del cuello del útero…

En cualquier caso, recibir cuidados prenatales regulares, que incluyen la visita a obstetricia, pero también establecer los lazos de confianza con la matrona, desde el inicio del embarazo disminuye el riesgo de tener problemas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.