A qué se debe el miedo de muchos niños a los payasos

joker

No es nada raro y bastante normal que los niños muestren cierto miedo a todo lo que tiene que ver con el mundo de los payasos. Se trata de uno de los miedos más habituales entre los más pequeños y no hay que restarle importancia. Hay casos en los que dichos miedos pueden llegar a convertirse en una fobia difícil de solucionar.

Por supuesto no hay que esperar a que tal miedo se agrave e intentar resolver dicho problema. En el siguiente artículo te mostramos las causas o motivos por los que los niños suelen tener miedo a los payasos y la mejor manera de tratar tal miedo.

El miedo de los niños a los payasos

Dicho miedo es bastante habitual en los más pequeños y son muchos los niños los que lo pasan bastante mal al verlos. En principio, el payaso debe provocar el efecto contrario y hacer reír a los niños, sin embargo en un tanto por ciento bastante alto de la población infantil, los payasos provocan mucho miedo. Las causas por las que ocurre esto son variadas:

  • La figura del payaso se caracteriza por el hecho de ocultar su verdadero rostro y llevar mucho maquillaje y peluca. Ello causa una gran desconfianza a los más pequeños y el no poder ver el verdadero rostro les causa miedo.
  • El maquillaje del payaso es muy llamativo a la vez que exagerado y no se corresponde para nada con la imagen que tienen los niños de los adultos.
  • Otro de los motivos de dicho miedo es el hecho de los sonidos que emiten y del tipo de movimientos que suelen hacer de manera habitual.
  • El entorno que rodea a la figura del payaso tampoco ayuda. Hay mucho ruido y eso agobia a los más pequeños.
  • Por otra parte, el payaso es tratado en el cine o en la televisión como un ser malvado y aterrador. Ello repercute de una manera negativa en la imagen que pueda tener del mismo muchos niños.

payaso

 

Cómo tratar el miedo de los niños a los payasos

Como ocurre con la gran mayoría de miedos, los mismos al igual que vienen se van. Los niños conforme van creciendo se dan cuenta de que no hay que temer a los payasos. El problema es el hecho de que el miedo vaya a peor y se acabe convirtiendo en una auténtica fobia para el menor. Es labor de los padres hacer ver a los niños que los payasos son personajes creados para hacer reír y nada más.

  • Los padres no deben quitarle importancia al hecho de que el pequeño tenga auténtico miedo a los payasos. Hay que saber empatizar y apoyarle para que se sienta comprendido en todo momento.
  • Si el pequeño tiene auténtico pavor a los payasos, nunca debes llevarlo al circo o a algún espectáculo en el que estén presentes. Si ello ocurre el miedo puede ir a más y puede llegar a convertirse en una auténtica fobia.

it

  • Para que el niño consiga familiarizarse mucho más con los payasos y supere su miedo, es bueno el comprar maquillaje y pelucas para jugar a disfrazarse de payasos. De esta forma y con algo de paciencia, el niño puede olvidar el miedo por los payasos y ver a los mismos como gente disfrazada que busca hacer reír a los demás.
  • Lo importante es que el niño se aleje de aquella figura que le provoca terror y miedo a partes iguales y comience a ver los propios payasos como gente disfrazada sin más.

En definitiva, el miedo a los payasos puede ser algo normal que pueden sufrir muchos niños y que por suerte suele ser temporal. Otra cosa totalmente diferente y distinta es el sentir un miedo paralizante y que le provoque mucha ansiedad. Si esto último ocurre, es importante el acudir a un profesional que sepa solucionar tal problema, ya que en tal caso es posible que se trate de una fobia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.