¿ A qué se debe el sentimiento de culpabilidad de muchas madres?

Madre-cansada

No cabe ninguna duda, que el ser madre cambia por completo a cualquier mujer. Hay un flujo de emociones de todo tipo, desde las positivas como puede ser el gran amor hacia el bebé hasta negativas, siendo el caso de cierto sentimiento de culpa. No es para nada raro que muchas madres experimenten tal tipo de sentimiento tras dar a luz a su hijo.

El sentirse culpable hace que la reciente madre tenga serios problemas emocionales que pueden llegar a afectar seriamente a su autoestima y confianza. En el siguiente artículo te contamos la mejor manera de liberarse de tal problema y poder disfrutar del maravilloso mundo de la maternidad.

La culpa en las madres

Son muchos los momentos o acciones por las que una madre puede llegar a sentirse culpable y tener una gran carga encima suya:

  • Sentirse cansada y con mal humor ante la gran responsabilidad que supone cuidar a un recién nacido.
  • Volver a las rutinas y al trabajo y no poder dedicar el tiempo que ella cree que necesita el bebé.
  • Dormir con el pequeño para que no lo haga solo y por tanto no fomentar la independencia y autonomía del niño.
  • No optar por la lactancia materna.

En la gran mayoría de los casos, las madres que se sienten culpables piensan que dicha emoción o sentimiento está totalmente justificado al pensar que no están actuando de una manera correcta. Sin embargo, ello es algo que experimentan una gran totalidad de madres, tengan o no dicho sentimiento de culpa.

culpa

Causas del sentimiento de culpa en las madres

Hay una serie de causas o motivos por los que las madres pueden llegar a sentirse culpables ante su bebé:

  • Una cosa es lo que se piensa en la teoría y otra muy diferente es la práctica. Ser madre es algo bastante complicado por lo que no hay que exigirse en exceso. Si ello ocurre es normal que con el paso del tiempo empiece a relucir el sentimiento de culpa.
  • Son muchas las mujeres las que tienen un concepto equivocado de la maternidad. Las madres son responsables de sus hijos pero no de una manera absoluta. No pueden tener la culpa si los pequeños se ponen malos o tienen ciertos problemas con el rendimiento escolar. Una buena educación y crianza es más que suficiente para cumplir con el papel de madre.
  • No se puede pensar que la culpa es algo positivo y bueno. En muchos casos, hay madres que piensan que el tener dicho sentimiento de culpa es bueno a la hora de ejercer como mejores madres. Sin embargo hay que señalar que la culpa es algo negativo que hay que evitar a toda costa. Es importante el olvidarse por completo de la culpa y optar por el ser responsable en todo los relativo a la crianza de los hijos.

Cómo superar tal culpa en las madres

Es verdad que hemos dicho que un tanto por ciento de las madres de hoy en día, sufren tal sentimiento de culpabilidad. Sin embargo, hay que indicar que ello no es para nada normal ni saludable. La maternidad hay que disfrutarla de la manera más positiva posible y olvidarse por completo del sentimiento de culpa. El saber gestionarla es clave para ello y tener una visión mucho más realista del mundo de la maternidad. Es normal cometer errores como cualquier persona y no por ello vas a ser peor madre.

En definitiva, la culpabilidad es algo bastante habitual en el mundo de las madres. El preocuparse a todas horas del bienestar del niño, hace que la culpa esté mucho más presente que otro tipo de emociones mucho más positivas. Si ello ocurre es importante el saber liberarse de tal carga de culpabilidad y poder disfrutar de cada segundo de la maravillosa maternidad. Recuerda que no existe la madre perfecta y que es normal el cometer errores continuos a la hora de criar y educar a un hijo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.