A ti, que iluminas mi camino

madre con amor por su bebe

Cuando una mujer se convierte en madre comienza a sentir ciertas emociones que no conocía. Se da cuenta como su corazón deja de pertenecerle y que ahora, son sus hijos los dueños de su preciado tesoro lleno de amor. Una madre sabe que su vida cobra sentido en cuanto sus hijos están a su lado, crecen, le sonríen y le dicen todo lo que le quieren.

Incluso en momentos de adversidad, cuando los ánimos están más decaídos, es posible que una mujer sienta esa fuerza interna que solo el amor de madre otorga, para seguir hacia delante. Para luchar por y para los hijos, para demostrar al mundo y a ella misma toda la fuerza que tiene en su interior. La mirada de los hijos, su sonrisa y sus abrazos, es el motor que impulsa la fuerza interna de una madre.

Incluso en los días donde la culpa se instala sobre los hombros maternos, esos días, también se siente la fuerza interna. Una madre se puede sentir culpable por cualquier cosa: porque en un momento de cansancio ha gritado a sus hijos, porque no le ha dado tiempo de hacer una cena saludable, porque no le da tiempo de recoger a sus hijos del colegio, porque tiene mucho trabajo y poco tiempo familiar, porque aunque tenga tiempo familiar no gana un sueldo porque no trabaja, porque cree que no está haciendo las cosas bien… Pero a pesar de todos estos pensamientos (y más que se pueden tener), los ojos de un hijo, su mirada y su sonrisa son la luz que ilumina el camino de una madre.

Porque no hay nada más agotador y más bonito que la maternidad, porque una vez que se conoce, se reconoce la fuerza interna y el poder que se pensaba que no existía antes de ser mamá… Ya no se quiere volver atrás, porque la vida te ha dado el mejor regalo de todos: la maternidad.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.