Abrazos de consuelo para bebés que nacen con síndrome de abstinencia

Todos los bebés necesitan contacto físico desde el momento de su nacimiento: los abrazos cobijan, consuelan y dan seguridad. Una vez que se conocen las bases fisiológicas relacionadas con los procesos de embarazo y parto, resulta inconcebible aceptar (ni siquiera entender) que a un recién nacido se le prive de unos brazos. Si el nacimiento tiene lugar en el hospital, el alta médica se producirá en uno o dos días, excepto en caso de cesárea o complicación médica para el bebé o la mamá.

Pero hay criaturas que nacen enfermas, no con un trastorno, no con una patología congénita: nacen enfermas porque sus mamás son adictas a alguna droga. Estos niños pueden llegar a estar meses en el hospital, pues la supresión súbita del tóxico provocaría Síndrome de Abstinencia Neonatal (SAN): habituados a los efectos de la sustancia de que se trate (puesto que la madre la tomaba) sufren diversos síntomas asociados. Hemos encontrado esta reseña en la BBC que habla de una iniciativa estadounidense muy bonita.

No hay un patrón que se repita en todos los bebés con SAN, pero muchos de los síntomas asociados a este síndrome coinciden (y otros no): fiebre, llanto, convulsiones, temblores, sudoración. ¿Qué pasa si papá o mamá no están disponibles? ¿qué pasa si la madre sigue enganchada a sus dosis diarias y es incapaz de cuidarlo? ¿qué pasa si lo puede cuidar pero no las 24 horas porque tiene que ocuparse de otros asuntos durante una parte del día? ¿y si el padre no puede ayudar? ¿y si no hay familia extensa de apoyo?

Amor en forma de abrazos: un regalo para los bebés.

Un recién nacido es vulnerable, un bebé de pocas semanas o meses también; en Estados Unidos los hospitales y centros médicos han pedido voluntarios “abrazadores”. ¡Qué bonita tarea! ¿verdad? Lo mejor es que el llamamiento ha tenido mucho éxito, y esta práctica se extiende por el país, aunque no es algo novedoso, pues desde la década de los 80 del siglo pasado, ya se utilizaba.

Los voluntarios suelen realizar su función (abrazar bebés adictos) durante 3 horas, y previamente reciben un formación. En el período que dura la deshabituación, los bebés atraviesan por momentos difíciles, sufren dolor, quizás ansiedad… Y el contacto físico ha demostrado ampliamente sus beneficios.

Síndrome de Abstinencia Neonatal y bebés con adicción.

Se llama así al cuadro que presentan los bebés cuyas madres no se han desintoxicado antes o durante el embarazo, y se asocia con le interrupción del consumo de heroína, metadona, benzodiacepinas o codeína. Sólo en Estados Unidos, y según datos del Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas, cada 25 minutos nace un bebé con SAN.

Los síntomas son variables, y condicionados por factores como la droga, su metabolización, las dosis diarias tomadas por la madre, tiempo de adicción, momento del nacimiento (a término o prematuramente), etc.

Me ha encantado la idea de llevar voluntarios a los centros sanitarios en los que los bebés con SAN reciben su tratamiento para desintoxicarse, es preciosa.


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *