Las abuelas, esas personas con plata en el cabello y oro en el corazón

abuela

Hoy 26 de julio se celebra el día mundial de los abuelos. No obstante, en “Madres hoy”, queremos hacer un especial homenaje a esas piezas de nuestro linaje femenino que tanta importancia confieren a nuestra vida: las abuelas. Todos nosotros tenemos en mente a esas mujeres de manos curtidas por el trabajo, cuyas miradas, siempre llenas de afecto y sinceridad, siguen siendo parte indispensable de nuestro corazón.

Ahora bien, al igual que nosotras recordamos a nuestras abuelas, nuestros hijos disfrutan ahora de ese mismo vínculo excepcional. El legado que día a día dejan estas mujeres en sus mentes son una herencia de afectos, emociones, vivencias e historias que les acompañarán para siempre. Te invitamos a profundizar en este tema, y a celebrar con nosotros el día de los abuelos.

Las abuelas, plata en el cabello, oro en el corazón

Hay abuelas muy jóvenes y abuelas que ya no esperaban serlo. Sea como sea, la forma en que la vida les regala esta nueva posición, es algo que sin duda les invita a cambiar muchos de sus roles. Y ese cambio, es algo maravilloso que siempre reciben con expectación e ilusión.

Lo que supone ser abuela

Hasta el momento estas mujeres estaban habituadas a su papel de esposas y madres. Cuando de pronto sostienen sobre sus brazos a esa nueva vida, a ese niño o niña que también forma parte de ella, cambian muchas cosas.

  • Las abuelas saben muy bien que su papel ya no está en educar, en criar o en establecer normas y deberes. Su papel es más relajado y puramente emocional.
  • Una abuela atiende, cuida, comparte momentos con sus nietos y los mimará tanto como le plazca haciendo –casi siempre- oídos sordos a las protestas de los padres o las madres.
  • Ser abuela supone redefinirse de nuevo, y ese cambio es algo que les confiere vida porque adquieren de pronto nuevas responsabilidades.

abuela

Una o dos abuelas para nuestros hijos

Algo que todos sabemos es que hay abuelas y abuelas. A menudo suele decirse que uno envejece con dignidad siempre que asume esta época de su vida. Cuando se asume el paso del tiempo y los cambios que ello implica. Aún más, se envejece tal y como se ha vivido, por ello, si somos jóvenes infelices llegaremos a la madurez con la misma amargura.

Todo ello nos viene a decir que de algún modo, es normal tener una abuela favorita, al igual que un abuelo favorito. Los hay más cerrados, poco amables y receptivos al mundo de los niños, pero por lo general, cuando llega un nieto, son muchos los abuelos que quedan rendidos ante esa nueva vida. Hasta el punto de que los carácteres áridos se reblandecen.

  • Nuestros hijos pueden tener una o dos abuelas y lo que está claro a día de hoy, es que son piezas fundamentales en las dinámicas de muchas familias.
  • No podemos olvidar que en estos tiempos de crisis el papel de los abuelos es ya como ese salvavidas cotidiano. Atienden a nuestros hijos cuando vamos a trabajar, son nuestro aliento cuando decaen los ánimos y quienes siempre tienen una sonrisa para los niños cuando los papás y las mamás, cargan con los problemas de la vida.

Tener una o dos abuelas es como tener uno dos pilares en nuestra vida. Son la mano que ilusiona a nuestros hijos, la voz que les arropa cuando nosotros no podemos estar, y quienes lo queremos o no, se convierten en auténticas guerreras del día a día.

abuela

El legado emocional de las abuelas

Una abuela fue una madre que nos crió con mayor o menor acierto. Una abuela es una mujer que sigue aprendiendo cada día para dar lo mejor a sus nietos, con mejores aciertos porque ya es sabia en experiencia.

El legado que nos ofrece a nosotros y a nuestros hijos es algo que debemos preservar, atender y cuidar.

Un legado de historias

Estamos seguros de que también tú, a día de hoy, recuerdas muchas de esas historias que tus abuelos te contaron de niña. Son informaciones que los niños no encontrarán en Internet.

  • Estos relatos definen nuestras raíces como familia y nos hablan además de momentos históricos y de momentos muy concretos. En ellos se destila las más increíbles emociones y que los niños atienden siempre con gran atención.
  • Pocos instantes serán tan gratos para ellos como esas tardes en que las abuelas van a recoger a sus nieto del cole, y, llevándolos de la mano, les explican anécdotas de juventud, canciones de infancia y cuentos que Disney ni conoce.
  • Más tarde, al llegar a casa nuestros niños encontrarán esos postres maravillosos que solo las abuelas saben hacer. Esos pasteles cuyo olor, definirá su infancia, anclando ese estímulo sensitivo con un grato recuerdo. Todo ello son legados, legados excepcionales.

Un legado que saber respetar

Las abuelas pueden parecernos incansables y una fuente de cariño constante sin días festivos. Ahora bien, estos legados andantes con plata en el cabello y oro en el corazón también merecen que seamos sensibles a sus necesidades.

  • Los abuelos pueden decirnos que están disponibles para cualquier cosa que necesitemos. No obstante, no conviene abusar. Hemos de tener en cuenta que están en esa época de sus vidas en que merecen tiempo para sí mismos. 
  • Los abuelos de hoy en día son muy activos, tienen buenas redes sociales, se interesan por viajar, por ir a bailar y por disfrutar de sus instantes de ocio.
  • Su vida va a otro ritmo y su labor no es la de criar, sino la de atender en momentos puntuales y de dar lo mejor de ellos a sus nietos, teniendo en cuenta también su salud y limitaciones personales.

abuelasEn conclusión, si a día de hoy dispones en tu familia a uno, varios o a todos los abuelos por parte materna y paterna, no dudes en convertirlos en “cómplices” cotidianos de tus hijos.

La mejor herencia que les pueden dejar es la de las emociones. La de sentirse queridos por esas generaciones más mayores que los adoran, que a veces los malcrían, pero que les confieren unas raíces que les acompañarán para siempre.

Si la vida son momentos, los más preciados son casi siempre esos que construimos en nuestra infancia. Ahí donde los abuelos y las abuelas ocuparán para siempre un lugar privilegiado en nuestro corazón. No dudes pues en disfrutar en familia de este día, del día de los abuelos y por supuesto, de las maravillosas abuelas.

 


Categorías

Familia

Valeria Sabater

Soy psicóloga y escritora, mis pasiones son la escritura y los niños. Les ayudo a potenciar sus habilidades básicas, a integrarse en este mundo... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *