Cómo aceptar la falta de sueño con la llegada del bebé

enseñar a dormir al bebé

Es bastante común que después de la llegada del bebé y a causa de una falta de sueño, las parejas puedan ver resentida su relación e incluso su comunicación. Es posible que te sientas molesto/a porque te has levantado 3 veces durante la noche para alimentar a tu bebé y tu pareja duerme plácidamente y tú estás cansado/a. ¿Es que tu descanso no es igual de importante que el suyo? ¡Claro que lo es!

La privación del sueño puede aumentar el sentir de las emociones y quizá se te nuble el juicio de vez en cuando. Para que la situación (totalmente normal) de la privación del sueño no se convierta en una pesadilla conyugal es necesario buscar soluciones lo antes posible para que todos estéis bien.

La llegada del bebé anuncia un cambio en vuestro concepto del sueño, el descanso se convierte en todo un lujo que parece que está fuera de vuestro alcance. Es posible que pienses que solo te pasa a ti, pero tanto tú como tu pareja os veréis obligados a salir de vuestra rutina de sueño saludable y entraréis en el modo de sueño de supervivencia.

Primero hay que aceptar que cuando llega el bebé se pasará sueño y que es una parte inevitable de la crianza de los hijos. Es algo temporal y así debes pensarlo para que no te afecte demasiado. No te compares con los demás y habla con tu pareja para organizar turnos por las noches y que no sea siempre el mismo el que deba despertarse a mitad de la noche para atender al bebé. Es necesario que se comparta la carga y que se comparen los horarios y el cansancio para tener un compromiso constructivo. El sueño y el cansancio es una parte normal cuando se priva el sueño por las noches, pero no debe acabar con vuestro estado emocional saludable.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *