¿Combatir el sedentarismo en nuestros hijos?Actividad física en la infancia.

actividad-fisica-en-los-niños

La actividad física es fundamental para nuestra salud y por supuesto, para la de nuestros hijos.

Actualmente los niños hacen poco ejercicio. Es una queja que todos hemos escuchado alguna vez de boca de algún experto.

Nosotros mismos seguro que también hemos echado la culpa a los avances tecnológicos, internet, teléfonos móviles o juegos on line de que nuestros hijos se pasen el día sentados delante de la pantalla y cada vez sean mas sedentarios e incluso, se relacionen peor.

Que introduzcamos el ejercicio en la rutina diaria de nuestros hijos supone una buena forma de que sigan haciendo ejercicio de adultos.

Beneficios de hacer ejercicio regularmente

La actividad físicaen los niños es fundamental para la prevención de muchas enfermedades crónicas.

El ejercicio influye favorablemente en

El crecimiento

El ejercicio es esencial para que los huesos tengan un desarrollo correcto.  Aumenta la densidad ósea, porque el ejercicio hace que se capte y se deposite mejor el calcio en el hueso, haciendo que éste sea mas fuerte.

Igualmente el ejercicio tiene un papel fundamental en el desarrollo muscular, un músculo que no se mueve se atrofia…

corre

Prevención del sobrepeso y la obesidad

El ejercicio regular ayuda al organismo a quemar grasas, manteniendo el peso dentro de los límites razonables según la edad.

El corazón y los pulmones

El corazón y los pulmones son los encargados de oxigenar nuestra sangre y de repartirla por todo el organismo.

Cuando hacemos un ejercicio intenso el sistema cardiorrespiratorio debe adaptarse para seguir manteniendo esa función vital. Asegurando que el organismo responda al ejercicio y se recupere después.

Esta capacidad de responder a esfuerzos se puede fortalecer desde la infancia, animando al niño a realizar ejercicio regularmente.

La función intestinal

Hacer ejercicio de forma regular mejora la digestión y ayuda a establecer un ritmo intestinal adecuado.

Las defensas

El ejercicio físico moderado mejora la respuesta inmune.

Incrementa los glóbulos blancos en circulación, defiende al organismo del desarrollo de células cancerígenas y de infecciones causadas por virus, bacterias y parásitos.

Al realizar ejercicio aumentamos ligeramente la temperatura corporal, lo que hace mas difícil que virus o bacterias puedan crecer libremente.

Prevención de la diabetes y las enfermedades cardiovasculares

Disminuye la cantidad de triglicéridos y colesterol LDL en sangre y aumenta las cifras de colesterol HDL(bueno). Disminuyendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares en la edad adulta.

Disminuye el riesgo de sufrir Diabetes tipo II e hipertensión arterial.

rayuela

La coordinación

Mover el cuerpo con sus diferentes segmentos y manipular y controlar objetos al mismo tiempo (una pelota, una raqueta…) ayuda al desarrollo psicomotor de nuestro hijo, mejorando su coordinación, equilibrio, sus reflejos, percepción espacial o su agilidad.

El desarrollo psicológico y social

Con el juego y el deporte el niño aprenderá a desempeñar diferentes roles en el grupo, a asumir responsabilidades y a comprender y respetar normas establecidas. Vivirá situaciones nuevas, nuevos sentimientos. Asumiendo y superando los diferentes retos y sus posibles éxitos o fracasos.

Reduce el estrés y la ansiedad

El realizar ejercicio produce la liberación de “endorfinas”. Estas son las hormonas encargadas de provocar sensación de bienestar y vitalidad. Al finalizar el ejercicio todos hemos sentido esa intensa sensación de bienestar…

De forma que realizar ejercicio ayuda a enfrentarse a los problemas de forma mas positiva.

De la misma forma que la actividad física en los niños hace que estén entretenidos y que se olviden por un momento de las actividades cotidianas que son estresantes, como los estudios, exámenes…

baloncesto

Previene hábitos nocivos

La adolescencia es una etapa difícil, en la que no es raro que quieran probar cosas nuevas. La presión del grupo es muy fuerte y es complicado para los padres impedir ciertas conductas.

Es el momento en que el tabaco o las drogas son mas seductoras para el ser humano.

Un chico o chica que realiza deporte habitualmente se da cuenta de que estos hábitos le impiden llevar a cabo el esfuerzo que necesita para mantener el nivel adecuado en el deporte o actividad que realiza, por lo que suele ser mas difícil que se inicien en ellos.

Prevenir y combatir el sedentarismo

El sedentarismo es una de las epidemias de nuestro siglo, causante de muchos problemas de salud, tanto física como psicológica en el futuro.

El que ocupen su tiempo de ocio en actividades deportivas previene el exceso de tiempo dedicado a alternativas lúdicas sedentarias y pasivas. Algunas de estas alternativas sedentarias son, además, las causantes de ciertas adicciones en las etapas adultas. Los expertos empiezan a dar la voz de alarma sobre el comienzo cada vez mas precoz de estas adicciones.

Es importante que introduzcamos en la actividad diaria del niño el ejercicio.

Las horas de colegio, los deberes, el sueño nocturno ocupan gran parte del tiempo, y hacen que  nuestros hijos tengan que pasar muchas horas obligatoriamente, sentados.

El problema surge cuando el niño en lugar de salir a jugar o a pasear a la calle o al parque se queda viendo la televisión o jugando al ordenador o a los videojuegos.

Como no podemos reducir las horas de sueño, colegio o las empleadas en los estudios en casa, podemos empezar por reducir esas horas de televisión o videojuegos, cambiándolas por actividades al aire libre.

Es posible aprovechar las actividades cotidianas para realizar ejercicio. Siempre que podamos animaremos al niño a caminar y subir por las escaleras en lugar de utilizar medios de transporte, ascensores o escaleras mecánicas. Ir andando al cole o a las actividades extraescolares o incluso en bicicleta.  Así mejoraremos la condición física del niño y le será mas fácil realizar las actividades de intensidad moderada o intensa.

juegos-de-ninos

Que deporte realizar

Es importante que el deporte o actividad elegida esté adaptado a las condiciones y capacidades del niño. Habrá que valorar su forma física, edad y por supuesto, sus preferencias.

Deja que pruebe varios deportes y elija el que mas le guste. Al principio no destacará como una gran deportista o un experto bailarín, pero si lo que hace le gusta, es mas fácil que se esfuerce para conseguirlo y no abandone la actividad a las primeras de cambio.

La meta de la actividad es importante que sea que el niño disfrute, sea o no un deporte de competición.

La OMS recomienda realizar una actividad física moderada o intensa durante al menos 60 minutos diarios para mantenernos en forma. No es necesario que el deporte se realice en una sola sesión, que, en el caso de los niños mas pequeños puede resultar mas negativo que positivo.  Repartir el ejercicio en varias sesiones facilitará su realización por los mas pequeños.

La mayoría de los expertos recomienda realizar preferiblemente actividades aeróbicas, como correr, saltar, montar en bicicleta… Y en niños mayores, complementarlas con actividades vigorosas para el fortalecimiento muscular y óseo dos o tres veces a la semana.

Tipos de ejercicio

Existen tres modalidades de ejercicio, según sean los movimientos y las cargas que se utilicen.

  • Aeróbico: Se realizan movimientos repetidos, sin cargar peso. Movilizan varios grupos musculares. Debe de ser la base de todo deporte, quema bastantes grasas y ayuda a mantener el peso.

Como, por ejemplo, bailar, correr o montar en bici.

  • Fuerza: Son ejercicio que ponen al límite la capacidad muscular. Hacen que el cuerpo se tenga que adaptar a la sobrecarga y provocan desarrollo muscular.

Se realizan con esfuerzo, es decir, con pesas, mancuernas o cualquier otro artilugio que oponga           una resistencia y provoque el esfuerzo de un musculo o grupo muscular concreto.

  • Crecimiento óseo: Los impactos repetidos favorecen la captación y fijación del calcio en los huesos. Cualquier ejercicio en el que se incluyan saltos o zancadas ayuda al crecimiento del hueso. Casi todos los ejercicios de este grupo son también ejercicios aeróbicos. Saltar a la comba, correr o los deportes de pelota, por ejemplo.

bailarina

Como ayudar a nuestro hijo a hacer deporte

Tu eres su mejor ejemplo. Si eres una persona activa el niño verá el deporte como algo normal en su vida y también querrá hacerlo.

Pon normas de uso de televisión o videoconsolas. No es cuestión de prohibirle estos entretenimientos, pero actividades sedentarias cuanto menos tiempo, mejor.

Cuando son pequeños es importante que también sus padres participen en el ejercicio. Planifica actividades lúdicas y divertidas al aire libre.

A partir de los 6 años es interesante que realicen deportes organizados

Habla con ellos de las normas del deporte y explícales los conceptos básicos de seguridad, deportividad, respeto al contrincante o a las normas.

Procura que su equipación sea la adecuada para la actividad elegida.

Asegúrate de que el niño está correctamente hidratado. Seguro que los pequeños no piensan en ello, así que tu tendrás que cargar con las botellas de agua y animarle a beber de vez en cuando.

Ofrécele una alimentación sana. Las chuches no se deben prohibir, pero nunca se deben ofrecer como algo habitual. Para merendar fruta o un bocadillo mejor que un snack o una barrita.

Recuerda; no son profesionales del deporte o el baile, ni tu eres su entrenador. Premia sus aciertos, sus logros o simplemente que es activo, pero no le regañes si falla ni castigues sus fracasos.

juega-con-ellos

En resumen

Es importante introducir la actividad física en el día a día del niño. No prohibir actividades sedentarias, pero reducirlas al máximo.

Es importante que los adultos demos ejemplo, manteniéndonos activos físicamente.

Consensúa con tus hijos el deporte o actividad que prefieren realizar. Seguro que encontráis alguno que le gusta.

Introduce el ejercicio en las actividades cotidianas, subir escaleras o ir caminando en lugar de en el coche, son buenas formas de realizar ejercicio casi sin darse cuenta.

Intenta que realice algún deporte o actividad organizada. Le ayudará a relacionarse con otros niños y niñas de su misma edad y aprenderá las normas de compañerismo, además de afrontar retos y decepciones con naturalidad.

Recuerda que es tu hijo o hija. No es un profesional del deporte. Refuerza su implicación en el grupo recompensando sus aciertos, pero no critiques o castigues sus fracasos.


Categorías

Varios

Nati Garcia

Soy matrona, madre y desde hace un tiempo escribo un blog. Me preocupan mucho todo lo relacionado con la maternidad, la crianza y el crecimiento... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *