Actividades para mejorar la atención en niños de 3 a 4 años

niños con libros

La atención de un niño pequeño es fugaz, salta de lo que esté haciendo a los estímulos que tenga alrededor. Como los niños pequeños sienten tanta curiosidad por el mundo, tienen una capacidad limitada para desconectarse de los estímulos que los rodean. Esto significa que los niños pequeños se distraen con mucha facilidad. La capacidad de atención constante es la base para el aprendizaje, el desarrollo de habilidades para la vida y la preparación del niño para entornos de aprendizaje en grupo. Por ello es importante mejorar la atención en niños desde que son pequeños.

Normalmente, los niños pequeños necesitan la ayuda de un adulto para mantenerse concentrados en una tarea hasta terminarla. A medida que empiece a mejorar la capacidad de atención de un niño, podrá jugar de forma independiente sin la necesidad de que lo estés vigilando constantemente. Es importante recordar que la capacidad de aumentar la habilidad de atención es como un músculo: debe ejercitarse para fortalecerla. Puedes ayudar a mejorar esta capacidad de atención trabajando con él o ella individualmente. Las actividades que realices con tu hijo o hija deben ser motivadoras y tener la posibilidad de poder ampliarlas.

Actividades para mejorar la atención en niños

niñas coloreando un libro

  • Tareas de cocina. Los niños pequeños se suelen motivar al participar en tareas de “mayores”, así que la cocina puede ser lo más apropiado. Untar crema de cacao en trozos de pan o exprimir frutas para hacer un zumo saludable pueden ser buenos comienzos. Cualquier cosa sencilla que se te ocurra puede valer para que comiencen a concentrarse en actividades que sean de su interés. Además, comerse o tomarse algo preparado por él mismo le llenará de orgullo.
  • Ampliar el tiempo de lectura. Extender lentamente la cantidad de tiempo que empleáis en la lectura también puede mejorar su capacidad de atención. Puedes hacer comentarios mientras le vas leyendo, y preguntarle cosas sobre la historia, de manera espontánea. También puedes pedirle a tu hijo o hija que señale objetos o personajes que estén dibujados en la página que estés leyendo, y crear historias paralelas con esos objetos o personajes.
  • Que permanezca sentado. Anima a tu hijo o hija a hacer actividades de motricidad como colorear, rompecabezas, juegos de construcciones o figuras de plastilina. Este tipo de actividades le mantendrá concentrado o concentrada, además de mejorar su motricidad.

Elige actividades apropiadas para su edad

Observar a tu hijo o hija mientras juega para saber con qué cosas se entretiene puede serte de mucha ayuda. Los niños pequeños se suelen entretener con cualquier cosa, un coche de juguete, una pinza de tender, su gorra favorita… Puedes unirte a su juego con otro elemento o preguntarle en qué consiste lo que hace. Si ves que pierde el interés puedes pensar en darle una vuelta de tuerca a su juego original para que vuelva a engancharse a él.

Si le propones alguna tarea diferente, debes asegurarte de que pueda realizarla por sí mismo o misma, o con una pequeña ayuda por tu parte. Si le presentas un desafío apropiado para su edad, que pueda realizar de manera individual, evitarás que se frustre o se desanime. Si bien la frustración o el desanimo son emociones importantes para experimentar y trabajar con ellas, pueden obstaculizar el progreso cuando se quiere mejorar la atención de un niño pequeño.

Motivación para mejorar la atención niños

niño concentrado en una tarea

Que mejore el músculo de la capacidad de atención depende de la capacidad de aumentar el tiempo de realización en una actividad. Por tanto, una vez que tu hijo o hija te diga que ha terminado con su tarea, anímale para que lo haga solo una vez más. A medida que los padres apoyan amablemente a sus hijos a continuar con una tarea, los niños se sentirán animados a continuar. Si en esta repetición te unes a él o ella, puedes ayudar a mejorar más su capacidad de atención. Por ejemplo, si estaba pintando en un cuaderno y termina, puedes decirle “¡Estupendo! Vamos a pintar un poco más y después recogemos todas las pinturas.”

Es importante para su motivación que celebres cada pequeño triunfo que consiga, como por ejemplo el animarle a continuar un poco más antes de cambiar a otra cosa. Con un poco de práctica diaria notarás que tu hijo o hija va aumentando su capacidad de atención poco a poco. Realizará más actividades durante periodos de tiempo más prolongados, y esto le será muy útil cuando sea más mayor. 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.