Actividades para niños de 2 y 3 años

Entre los 2 y los 3 años, el niño comienza a ganar autonomía y poco a poco es capaz de realizar actividades más complejas. Es importante que fomentes el juego dirigido a estas áreas, para que tu hijo pueda adquirir habilidades que le ayudarán a desenvolverse en su día a día. También es importante recordar que cada niño tiene su propio ritmo de crecimiento, por lo que no debes forzarle ni exigirle cosas simplemente porque otros niños de su edad ya sean capaces de hacerlo.

Hoy te mostramos algunas actividades que puedes realizar con tu hijo de entre 2 y 3 años en casa. Siempre desde el juego y con proyectos divertidos que motiven al niño. Recuerda que es muy importante explicar cada actividad con el ejemplo, mueve tus manos con cuidado, despacio para que el niño observe bien y comprenda en qué consiste el juego. Algo esencial para todos los niños tan pequeños, más aún si tu hijo tiene algún tipo de trastorno del desarrollo o un TEA.

Actividades para niños de 2 y 3 años

Las actividades que te vamos a mostrar están diseñadas para niños de esta edad, no obstante, puedes utilizarlas en niños más mayores ya que se trata de fomentar su autonomía y mejorar el desarrollo cognitivo. Procura utilizar materiales que tengas por casa en la medida de lo posible, verás que no es necesario contar con muchos materiales para trabajar con los niños.

Ordenar por colores

Este juego es perfecto para que el niño aprenda a organizar los objetos por colores y para trabajar la motricidad fina. Solo necesitas una caja de cartón del tamaño de una caja de zapatos, por ejemplo, sino tienes puedes usar cualquier otra caja que tengas en casa. Con cuidado, realiza cortes por toda la superficie superior de la caja, dejando un espacio entre ellos para poder añadir la decoración.

Sobre cada corte dibuja una forma, da igual si es un círculo, una estrella o un corazón, lo importante es que cada forma tiene que estar coloreada de un solo color. Después, necesitarás palillos de helados de colores, puedes comprarlos ya coloreados o pintarlos en casa fácilmente con rotulador o temperas. La actividad consiste en que el niño vaya introduciendo los palillos en su hueco correspondiente, haciendo coincidir los colores en cada caso.

Hacer plastilina casera

Con esta actividad se trabaja la atención, la concentración, las habilidades motrices y los sentidos, es decir, se trata de un actividad muy completa. Además, solo necesitas 4 ingredientes que generalmente se suelen tener en la despensa de casa.

  • 1 taza de harina
  • 1/2 taza de sal
  • 2 cucharadas de aceite
  • agua
  • colorante alimentario (opcional)

Prepara todos los ingredientes en recipientes pequeños que el niño pueda manipular. Utiliza un banco para que el niño llegue a la encimera o coloca los ingredientes en una mesa donde el pequeño pueda trabajar bien. Ayuda al niño a poner todos los ingredientes en un cuenco grande, primero la harina, luego la sal, el aceite y por último el agua. El agua debe añadirse poco a poco, a medida que el niño va mezclando con sus manos y amasando.

Si quieres que la plastilina tenga color, solo tienes que añadir una gotas de colorante al final y terminar de amasar. Para que la plastilina se conserve bien, puedes guardarla en un recipiente con tapadera y así el niño podrá jugar siempre que quiera.

Insertar diferentes piezas

Con esta actividad se trabaja la atención, la coordinación ojos-manos, y las habilidades motrices del niño. Puedes usar materiales que ya tengas en casa, necesitarás:

  • Macarrones 
  • Palillos de pincho de buen tamaño
  • Plastilina
  • Temperas

Primero podéis pintar los macarrones para que sean más llamativos, así tendrás otra actividad para trabajar con el niño. Después, forma bolas con plastilina e introduce un palillo largo en cada bola, puedes preparar 2 o 3 para que el niño separe por colores. La actividad consiste en que el niño vaya insertando los macarrones en el palillo, hasta completar el palo por completo.

En cualquier juego es importante que celebres cada paso con tu hijo y que en ningún caso le reproches si no lo hace del todo bien. El proceso y el apoyo es fundamental para que el niño crezca motivado, con confianza en sí mismo y en su figura de referencia.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.