Actividades y formas para alejar a los niños de pensamientos negativos

preocupaciones en los niños

Son muchos los niños que tienen pensamientos negativos hoy en día. Esto no lo eligen ellos, pero por las circunstancias que hayan vivido, por los modelos de padres o personas de referencia que han tenido cerca o quizá por la genética y la predisposición a la tristeza, es posible que los niños tengan pensamientos negativos. Los pensamientos negativos no son malos si se saben controlar, pero cuando se vuelven demasiado intrusivos los niños lo pueden pasar realmente mal.

Si tu hijo tiene pensamientos negativos, debes resistir entrar en ellos y tampoco deberás decirle que es pesimista o cómo se le ocurre pensar cosas así. Cuando un niño tiene este tipo de pensamientos pueden afectarles mucho porque aún no tienen conciencia de la realidad, por lo que necesitarán que les digas la realidad, le expliques cómo son las cosas y por qué esos pensamientos no tienen fundamento para que él se preocupe.

No debes dar más atención de la cuenta a estos pensamientos negativos de tu hijo porque si lo haces, estarás alimentando el pensamiento y se convertirá en algo más fuerte que podría afectar a tu hijo. En lugar de esto, lo que resulta ideal en estos casos es encontrar actividades que combatan los pensamientos negativos. Algunos niños pueden ser más propensos a ser pesimistas que otros y necesitan un esfuerzo extra para pensar de forma positiva, pero se puede.

Si tu hijo hace comentarios autocríticos, siempre predice lo peor que puede pasar en lugar de lo mejor, se da por vencido a la primera de cambio, no quiere esforzarse por no equivocarse… hay algunas actividades que pueden ayudarte a que tu hijo empiece a aprender a mirar el lado bueno de las cosas. ¿Necesitas algunas ideas?

preocupaciones en los niños

Actividades que tengan que ver con el ejercicio físico

A la mayoría de nosotros nos gusta pensar que somos competentes en la multitarea, pero la verdad es que nadie somos buenos haciendo dos cosas a la vez porque no estamos diseñados para eso. Si apuntas a tu hijo a alguna actividad física que le guste, no tendrá ni tiempo ni energía para concentrarse en pensamientos negativos. Si eres una persona adulta y también tienes estos pensamientos, te aconsejo que también sigas esto para que te sientas mejor.

Cuando los niños se divierten, respiran y oxigenan el cerebro adecuadamente, se concentran en una actividad en concreto… los pensamientos negativos desaparecen por completo. Así que piensa con tu hijo algún tipo de actividad deportiva o recreativa que le pueda gustar, anímale para que las haga y que se mantenga activo la mayor parte del día, notarás una gran diferencia, y él también.

Voluntariado en familia

Una forma de ayudar a tu hijo a que luche con los pensamientos negativos y catastrofistas es aumentar su autoestima, su bondad y que entienda qué se siente ayudando a los demás. De esta forma podrás mantener a los niños ocupados y distraerse de los pensamientos negativos, y además, estarán ayudando a otra persona, algo que le ayudará a potenciar la autoestima, pero también la empatía hacia las demás personas.

Pero por si fuera poco, podrá ser testigo de cómo otra persona está en una situación peor que la suya y que él tiene la oportunidad de poder ayudarles a que su vida no sea tan mala. Un niño que no para de quejarse porque no es bueno jugando a fútbol o de cualquier otro aspecto (que realmente es banal), se dejará de quejar casi de forma automática cuando pase tiempo ayudando a otras personas que realmente tienen necesidades y que muy probablemente, apenas se quejan.

preocupaciones en los niños

Pasar tiempo en familia

Cuando digo pasar tiempo en familia, no me refiero a pasar tiempo viendo la televisión o cada uno haciendo una cosa diferente en la misma estancia. Cuando se pasa tiempo en familia, debe ser un tiempo de calidad, un tiempo que ayude a que los niños no piensen en pensamientos negativos que muy probablemente no tendrán sentido y que no pasará nunca. Así los niños se sentirán queridos, amados, respetados y se darán cuenta cómo pasar tiempo en familia es una de las mejores cosas que se puede hacer.

Respeta a tu hijo

Los niños para poder evolucionar necesitan ser respetados, sentirse queridos, saber que sus opiniones importan y saber que forman parte de una comunidad (su familia). Por este motivo, para evitar que un niño tenga pensamientos negativos, se deberá evitar que piense mal de sí mismo, sino que se tendrá que potenciar su pensamiento positivo y autoestima. 

En este sentido, en casa es necesario realizar actividades como juegos en equipo, juegos de mesa, mantener conversaciones, etc. donde la disciplina positiva y la crianza desde el respeto sean siempre las protagonistas.

Actividades para descubrir sus talentos

Es necesario que los niños descubran las cosas que se les da bien hacer y para eso te necesitan a ti. Necesitan saber que hay cosas de las que tienen talento y que si hay otras que les gusta pero que no se le da muy bien, podrá conseguir grandes resultados si cree en sí mismo y en todas sus posibilidades (la práctica y la constancia son muy importantes en este sentido).

preocupaciones en los niños

Pero para que él lo sepa, tendrás que ayudarle a que desentierre todos esos talentos ocultos que tiene. Pero, ¿cómo conseguirlo? Anímale a que pruebe con una o dos actividades a la vez y que intente nuevas hasta que encuentre la que realmente le apasiona. Cuando un niño encuentra y se emociona con algún tipo de actividad, no tendrán tiempo ni energía para pensar de forma negativa.

Redirecciona sus pensamientos hacia la realidad

Si tu hijo sigue teniendo pensamientos negativos, tendrás que ayudarle a que redireccione esos pensamientos y que los cambie por otros más realistas. Puedes desafiarle de forma positiva mostrándole que los pensamientos negativos en muchas ocasiones ni son ciertos ni llegan a ocurrir nunca. Por ejemplo, si tu hijo dice algo como: “Nunca seré igual de bueno en matemáticas como el resto de mis compañeros”, podrás responderle con algo como: “Con trabajo duro y práctica podrás mejorar en matemáticas”. Tampoco le convenzas de que es el mejor en matemáticas si no es cierto, pero sí ayúdale a encontrar el equilibrio en sus pensamientos para que tenga una visión realista y se sienta mejor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *