Acudir a la escuela

Los primeros días de colegio, son a veces traumáticos para algunos niños, pues es una adaptación a la cual, los niños se enfrentan, un cambio de vida en su rutina diaria, unos compañeros desconocidos y un lugar al que extrañan.

Los padres y los profesores, también han de habituarse a este cambio, pues en cierta medida, les afecta esta nueva experiencia.

Al niño se le amplia su ámbito social, esto es beneficioso y una experiencia positiva. Costumbres, hábitos… han de cambiar y afrontar situaciones nuevas para él, esto supone en sus emociones inseguridad hasta que logre la adaptación.

Por supuesto, los padres también se ven afectados, pues se separan de sus hijos, a ello, se le une la confianza que debe ejercer en terceras personas, las cuales, no conoce y que a partir de ahora cuidarán de su pequeño. La angustia y la ansiedad, se verán presentes en los niños y en ciertos momentos esto se convierte en negativo.

En los profesores, este efecto, aun siendo su trabajo, también supone un nuevo cambio, ya que cada año, se enfrentan a unos nuevos niños y esto es un reto para estos profesionales, ya que deben adaptarse a nuevas costumbres y situaciones que se le presentarán. Ellos, han de ganarse a los chicos, su cariño y confianza se ponen en juego.

Todo este conjunto, tantos padres, niños y profesores, han de seguir unas pautas para hacer el trato  más cercano y personal.

Cuando se comienza a asistir al colegio por primera vez, se ha de realizar de forma gradual. Un consejo, es que asista durante las vacaciones a las escuelas de verano como preparación al futuro curso del colegio. Al principio, los padres, los acompañan en clase hasta que el niño logre a la confianza en su profesor.

Más información- Consejos para la vuelta al cole

Fuente- Ser padres


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *