Acudir al dentista

Acudir al dentista

Cuando el niño acude a un consultorio, todo le resulta extraño y esto le hace obtener inseguridad y miedo ante aquello que no conoce, por ello, los adultos, hemos de inculcarle que todo esto es muy común y familiarizarlo con ello. Esto es lo que ocurre de forma común ante el dentista. Si lo tienes que llevar al consultorio  has de prepararlo de la siguiente forma:

Si tienes que acudir para ti, en una sesión corta, lleva al niño para que se familiarice y se convenza de que no ocurre nada, podrá ver como no te quejas, que se trata de algo común, que asiste más gente… por parte del dentista, puede colaborar explicando con un lenguaje fácil para que comprenda lo que está haciendo, evitando palabras que le puedan causar temor como sangrar, cortar…

Los comentarios desagradables han de ser evitados, malas experiencias, pues el niño lo escuchará y le causará temor

Los dentistas que tratan a los niños, saben como hablarles, por ello, antes de asistir a la visita, puede ir a hablar con él y que se familiarice con el niño

Nunca prometa al niño que no le va a doler, es mejor no decirle nada. El dentista es el que le tiene que indicar que le puede doler un poquito pero que rápidamente se le pasará. El niño así se mentaliza de forma rápida

Siempre se ha de transmitir confianza y seguridad. Si el niño no se quiere recostar en el sillón, tú misma lo puedes acostar en tu regazo en su primera vez, de esta forma se sentirá más arropado.

Fuente – Madres hoy


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *