Cómo saber si tu hijo adolescente está marginado en el instituto

adolescentes deprimidos

Todas hemos películas sobre adolescentes marginados en los institutos, aunque sean institutos americanos, con diferentes finales. Tenemos en el imaginario que sólo hay dos opciones aquel que consigue el éxito y se vuelve el o la más popular, y el que acaba sin poder adaptarse en la sociedad, y sigue siendo un marginado por ésta. Pero entre uno y otro final hay muchos matices.

Cualquier padre y madre es consciente que la adolescencia necesita la reafirmación en el grupo, pero ¿qué pasa cuándo esta no se da? ¿cómo podemos saber si nuestro hijo o hija es “el raro” del instituto? Y sobre todo ¿cómo podemos ayudarle?

El instituto puede ser muy duro

adolescente marginado instituto

A veces, el instituto puede ser muy duro. Los niños tienen que adaptarse a las nuevas normas, la presión del estudio, nuevos compañeros, y además son adolescentes, con toda la carga hormonal y emocional que esto implica. No todos los niños y niñas son aceptados por sus compañeros, y en muchos casos se produce la marginación. Los primeros en detectarlo deben ser los profesores, pero las madres también podemos detectar algunas alarmas.

Las malas notas en nuestros hijos pueden ser una consecuencia de una baja autoestima. En estos casos necesitamos reforzar la comprensión y encontrar una nueva motivación interna en su vida. La baja autoestima de un adolescente, que se sienta marginado, puede venir motivada por no sentirse reconocidos e integrados en el grupo de referencia.

Algunos de los elementos más habituales que desencadenan esta marginación tienen que ver con el hecho de ser diferentes, puede estar relacionado con las discapacidades o defectos físicos, ser retraídos o no tener los mismos gustos que la mayoría. También pueden sentirse marginados adolescentes que destacan por su inteligencia o características de su personalidad.

Mentiras que ocultan una realidad

adolescente marginado instituto

Una de las alarmas que nos pueden llevar a pensar que nuestro hijo o hija se siente marginado en el instituto son las mentiras, o excusas que pone para no ir. Las mentiras de tu hijo o hija adolescente pueden estar escondiendo otras problemáticas. Todas hemos escuchado aquello de: a primera hora no hay clase, o prefiero quedarme estudiando en casa. Ante esto te aconsejamos hablar abiertamente y con sinceridad con ellos e intentar ponerse en su lugar.

Si has cazado a tu hijo en alguna mentira, como por ejemplo que sus amigos no salen este fin de semana, que se ha suspendido la excursión del instituto, o que no se celebra la fiesta de tal o cual persona, mantente alerta. Puede que se trate de una discusión pasajera entre amigos, o puede que tu hijo esté siendo marginado en el instituto. Es importante afrontar la situación con una buena comunicación.

Un adolescente que miente suele estar manifestando dificultades emocionales, puede estar pasando por una etapa de depresión, estrés, o un sentimiento de soledad. Muchos adolescentes mienten para proteger a sus padres, para que no se preocupen por él. Se sienten capaces y quieren resolver el problema por ellos mismos. En muchos casos, el problema se resuelve, pero en otros es necesario dar las herramientas y la confianza suficiente para prevenir una conducta negativa que le perjudique aún más en sus relaciones sociales.

Adolescente marginado y bullying

Estar marginado en el instituto es otra manera de manifestarse el bullying, el acoso escolar. No tiene porqué tener una visualización física, ni lesiones, como golpes, ropa o material escolar dañado, pero sus consecuencias psicológicas son muy graves, que tiene unas repercusiones demoledoras para la persona que lo sufre.

Que nuestro hijo o hija adolescente esté marginado entraña un desequilibrio de poder, la marginación también puede manifestarse con bromas pesadas, insultos, uso de apodos ofensivos. Esta desigualdad provoca sentimientos de indefensión y culpa que le hacen más difícil afrontar los problemas de marginación que está viviendo. Lo que a su vez lleva a un mayor aislamiento con otros y otras compañeras, y se desarrolla resentimiento hacia los profesores, los padres, los amigos…es una espiral de la que sólo con una comunicación abierta se puede salir.

Lo más importante es la ayuda emocional, hacerle sentir valorado, tratando de eliminar los sentimientos de culpa.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.