Adolescentes conflictivos: Cómo tratar con ellos

Adolescentes conflictivos

En la adolescencia, los cambios son muchos y muy notables. Uno de los más frecuentes, y al que no nos gusta enfrentarnos, es al de los adolescentes conflictivos. Porque es una etapa en la que la rebeldía está presente cada día, los enfados y las contestaciones son algunas de las bases de cada conflicto. Pero, ¿Cómo debo tratar con ellos?

Es bastante complicado, no vamos a decir lo contrario, pero siempre hay una serie de consejos o trucos que podemos llevar a la práctica. Ya que en ocasiones podemos apreciar que se trata de cambios de la edad o de reacciones más básicas, pero otras veces se convierte en algo más importante a lo que tenemos que prestar más atención que nunca.

Cambios que afectan a los adolescentes

Para intentar entender un poco mejor su comportamiento, nada como acercarnos más a ellos. Sabemos que los cambios son propios de la edad, pero es cierto que a veces hay que diferenciar entre ser algo común o no. Por eso, algo que van a sufrir de primera mano es que a raíz de dichos cambios, se pueden llegar a sentir un tanto perdidos e inseguros. En el camino por encontrarse hay un obstáculo principal que suele ser el entorno familiar, por eso se suelen poner en su contra y a favor de sus amistades. Debemos saber que lo que conocemos por empatía, ellos lo sentirán más adelante. De ahí que partiendo de todo ello, nosotros sí podemos entenderlos más de lo que ellos nos entenderán a nosotros. Sus respuestas a los diferentes problemas o a situaciones tienden ser mucho más exageradas. ¿El motivo? Porque forma parte de su desarrollo y a algunos jóvenes les afectará más que a otros.

Cómo tratar problemas adolescentes

Cómo descubriremos a los adolescentes conflictivos

Quizás después de haber comentado lo anterior, no hace falta ni fijarse mucho, porque su comportamiento saltará a la luz. Es cierto que siempre habrá grados. Tal y como hemos dicho, en ocasiones tan solo es una fase de la edad pero en otras se puede convertir en algo mucho más grave. ¿Cómo lo iremos notando? Porque ahora no quieren hacer lo que hacían hace años, ni actividades, ni pasar más tiempo con nosotros y por eso cada cosa que les decimos, se lo tomarán fatal. Es una respuesta de su desarrollo juvenil. Pero cuando pasa de esto a problemas mayores o conflictos dentro y también fuera de casa, entonces sí que pasamos a un segundo plano. Los adolescentes conflictivos tienen una parte de agresividad que puede salir de varias maneras. Aunque todo ello esconde ese miedo al cambio, a sentirse más solos o quizás a no entender ni su identidad.

Problemas de adolescentes

¿Cómo podemos tratar con ellos?

No suele ser tampoco una tarea sencilla, porque no nos lo pondrán fácil. Pero debemos intentarlo cada día acercándonos un poco a ellos, teniendo más tiempo para ellos o compartiendo algunas actividades en familia. Aunque sea sin ganas, seguro que conseguiremos que finalmente se abra durante ese tiempo concreto.

  • Ensalza sus cosas positivas: Es una manera de apostar por darle más autoestima. Algo vital en todos los años de nuestra vida, pero más en estos momentos de cambios.
  • Intenta no poner castigos cuando estés enfadado o enfadada: Porque la situación si ya es tensa, se nos puede ir de las manos. Así que, mejor calmarnos un poco antes de dar un paso así.
  • No lo juzgues: Es algo que nadie tolera demasiado y menos los adolescentes conflictivos. Necesitan unos límites que conviene marcar, pero en ocasiones debemos ser algo flexibles, sobre todo cuando sí se lo merecen.
  • Busca algún familiar con el que tenga mucha confianza: Cuando a los padres no se les escucha, quizás sí que harán todo lo contrario con otro adulto con el que se lleven bien. Es una buena idea para que hablen, se desahoguen y para que acepten buenos consejos.
  • Hay que negociar con él, aunque no nos guste demasiado. Quizás no estén tomando los caminos correctos, las acciones que les beneficien ni tampoco las amistades. Así que, debemos hablarlo, pero sin presión ni obligación. Este punto no suele ser nada sencillo, por eso, es mejor intentar negociar para conseguir buenos frutos.

Cuando nada funciona con los adolescentes conflictivos, entonces necesitamos pasar a un siguiente nivel y será una terapia con un profesional. Si no quiere ir solo o sola, nada como la familia para estar con los jóvenes.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)