La adrenalina IM es el tratamiento de primera elección en un episodio de anafilaxia

La Academia Americana de Pediatría, ha desarrollado una Guía para que los pediatras y otros profesionales sanitarios utilicen el nuevo plan de emergencia de alergia y anafilaxia; se ofrece así un tratamiento más actualizado y apropiado de esta manifestación alérgica, de la que ya habíamos hablado. Como sabéis, la anafilaxia afecta a varios órganos a la vez y su manifestación sintomática es muy compleja, además de aguda (en pocos minutos puede presentarse un cuadro grave en la persona afectada).

Los casos más graves pueden tener un desenlace fatal; así que desde el inicio de una reacción es una situación de urgencia médica. Es importante conocer un poco más a fondo la anafilaxia y su abordaje, porque aunque la indicación más básica es llamar rápidamente al teléfono de emergencias, cualquier docente o persona que esté a cargo de niños, no sólo debe poseer la información completa sobre alergias, sino también acerca de cómo resolver problemas que podrían comprometer seriamente la salud de los pequeños.

La anafilaxia es la manifestación alérgica más grave de todas, y en choque anafiláctico (del que seguro habéis oído hablar) cursa con descenso de la presión arterial y afectación cardiovascular. ¿Qué ocurre para que se desencadene una relación anafiláctica? Habitualmente la propia reacción alérgica tras la exposición de alérgicos a los anticuerpos IgE, provoca que las células causen síntomas mediante liberación de sustancias; una de ellas es la histamina, capaz de originar desde urticaria hasta constricción de los bronquios, pasando por enrojecimiento, entre otras manifestaciones. Pues bien, cuando dos tipos de células llamadas mastocitos y basófilos sueltan de forma “explosiva” las diferentes sustancias, podemos hablar de anafilaxia.

Conociendo la anafilaxia.

En primer lugar, me gustaría destacar que no siempre el cuadro sintomático que veremos a continuación es anafilaxia, porque no siempre responde a reacción alérgica, en este caso se llama anafilaxia no alérgica, y se presentan iguales síntomas, pero sin relación con la reacción de los anticuerpos. De síntomas diversos, la anafilaxia afecta como hemos dicho a al menos 2 sistemas del organismo. Puede presentarse como severa, pero también de forma moderada y leve, en este caso se vería comprometida la piel, las vías respiratorias superiores, y con sibilancias suaves en bronquios. Cuando hablamos de manifestación servera aparece cianosis, dificultades del corazón para mantener el ritmo, síntomas respiratorios graves o pérdida de conciencia (y a veces parada respiratoria).

La Asociación Española de Pediatría afirma que la prevalencia “está subestimada”, pues los síntomas leves o moderados no siempre son considerados como anafilaxia. En población general, las cifras hablan de un 0,05 a 2 por ciento (en incremento), y en niños la prevalencia es desconocida. Se ha comprobado en los últimos años que se están produciendo más ingresos hospitalarios en niños de 3 / 4 años, adolescentes y adultos jóvenes. Es significativo que en Estados Unidos, cada seis minutos se produzca un caso de anafilaxia por alergia alimentaria. La mortalidad es escasa, aunque no por ello menos preocupante.

Es por lo tanto una enfermedad de frecuencia destacable, aunque solo un pequeño porcentaje de casos tengan consecuencias fatales. Es evidente que la causa es siempre un alérgeno, y por este orden: medicamentos, alimentos y picaduras (abejas / avispas). En niños los desencadenantes suele ser proteína láctea, frutos secos, pescado o marisco y huevos.

Ni que decir tiene (y esto se ha comentado en más de una ocasión, que las personas con alergias alimentarias, y sus familias (en caso de pacientes menores de edad), deben dedicar mucho tiempo a seleccionar alimentos envasados, pues descifrar etiquetas a veces se convierte en una aventura); y desde luego priorizar alimentos básicos y de fácil identificación; excluyendo siempre aquellos que contienen alérgenos.

¿Cómo reconozco un episodio de anafilaxia?

Los síntomas se tendrán en cuenta en su conjunto, puesto que son multiorgánicos; y por otra parte pueden ser variables en distintas personas. La reacción empieza en cuestión de minutos y pueden durar horas; pero tras desaparecer, pueden volver a manifestarse (anafilaxia bifásica). Se calcula que en un 80 por ciento de las anafilaxias está afectada la piel (calor, enrojecimiento, picor, hinchazón de genitales / labios / párpados, urticaria con habones). Otros síntomas son:

  • Complicaciones en vías respiratorias: congestión, estornudos, tos, ahogo, edema de glotis,…
  • Dolor localizado en el abdomen, vómitos o diarrea (o ambos) , calambres, dolor.
  • Bajada de la TA hasta llegar a shock; y como consecuencia mareos, pérdida de conciencia o visión borrosa.
  • Afectación cardíaca.

Abordaje y prevención de anafilaxia.

La adrenalina IM es el tratamiento de primera elección y no existen contraindicaciones, dada la urgencia de esta situación. Según AEPaP, debe instaurarse ante sospecha de cumplir criterios diagnósticos o en niños con historia previa de anafilaxia (aún sin criterios diagnósticos). Como se relata en el siguiente vídeo, el inyector se administra en el vasto externo del muslo (parte exterior). La administración debe hacerse en los primeros momentos, teniendo en cuenta que las personas alérgicas suelen llevar autoinyectores en mochilas o bolsos, y que en los colegios también cuentan con ellos.

¡Atención!, nadie que haya sufrido anafilaxia y tenga dificultades para respirar o presente vómitos debería permanecer recostado, sino estar ligeramente incorporado.

Pero al mismo tiempo que se tumba al afectado (con las piernas en alto), está recomendado (y debe cumplirse) llamar al teléfono 112 de urgencias, o 061 de emergencias sanitarias, así como seguir exactamente los pasos indicados, facilitando al profesional sanitario al otro lado de la linea, toda la información que solicita. Una vez atendida en el lugar dónde ocurrió el episodio, y trasladada a un centro hospitalario, permanecerá en observación

El alergologo sospecha anafilaxia ante síntomas de reacción alérgica implicando a 2 o más órganos; y realiza una completa historia clínica para buscar la causa y facilitar la prevención.

Imágenes — Georges Hodan, jlcampbell104,


Categorías

Salud

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *