Aerofagia

aerofagia_570x360_scaled_cropp

Todos los bebés están expuestos a sufrir algún tipo de enfermedad o infección ya que su cuerpo es más inmune a las posibles enfermedades. Se exponen en invierno al frío con el que cogen resfriados, gripes… y en verano a los cambios de temperatura entre el calor y el fresco de los aires acondicionados.

Nos encontramos con otras “enfermedades” que son difíciles de evitar y que casi en cualquier momento de la vida puede aparecer. Hablamos de la Aerofagia que se trata de una ingesta de aire durante las comidas que provocan eructos, gases y dolor abdominal. 

La Aerofagia es propia de los bebés que comen con ansias o de los cólicos del lactante como consecuencia del llanto. Para ayudar a los pequeños a expulsar el aire ingerido es muy eficaz darle los típicos golpecitos en la espalda para que se produzca la expulsión.  En el caso de llanto y de que los golpes en la espalda no funcionen también se le pueden dar algunos masajes en la barriga de forma circular manteniéndolos en la posición de sentados que servirá para aliviarlos del dolor.

También es importante que los pequeños coman en un lugar tranquilo y sin prisas ninguna, debemos saber que un niño se distrae fácilmente y que no van a comer igual de rápido que una persona adulta.

Alguno de los alimentos que producen pocos gases son las proteínas y las grasas, los azúcares y los hidratos de carbono son los que más producen y por tanto los que se deben evitar.

Otra manera de evitar que los niños no tengan este problema es no darles bebidas con pajitas o que estén en botellas de cuello estrecho. No hay que decir que las bebidas con burbujas deben ser eliminadas o evitadas al máximo ya que producen muchos gases.

La leche, los helados y demás productos lácteos producen gases así que hay que intentar reducir su ingesta dentro de lo normal, tampoco se trata de que desaparezcan de su alimentación pero sí llevar un control para evitar el problema.

Más información – Enfermedades infantiles más comunes en niños de 0 – 3 años. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *