¿Aire acondicionado en casa? si, pero con las debidas precauciones

Aire Acondicionado
Es difícil soportar las altas temperaturas, más aún cuando llevamos tantas semanas sin un descanso; con niños se complica aún más porque debemos tener cuidado con la pérdida de líquido corporal, y vigilar que se hidraten continuamente. Además no es una situación cómoda para nadie: el sol intenso casi nos obliga a estar muchas horas dentro de casa. Suerte de los ventiladores, y del aire acondicionado, pero hoy vamos a hablar sobre la conveniencia de exponer a los peques a este último.

Hará unas dos semanas, una amiga de mi niña cogió una bronquitis después de quedarse dormida varias horas en una habitación muy fría por aire acondicionado, ¿qué tendremos en cuenta para evitar que la salud de los más pequeños no se resienta? Hay varias fuentes que aseguran que el aire acondicionado ‘per se’ no es perjudicial, claro que se debe tener en cuenta la cantidad de tiempo durante la que lo utilizamos y la temperatura que alcanza. A mi que no me digan que es bueno entrar a una tienda a 19 ª cuando por la calle estábamos caminando a 30 (a la sombra).

Los niños, sobre todo los más pequeños, y por supuesto los bebés, son muy sensibles a cambios bruscos de temperatura, además estos cambios van asociados al grado de humedad, que también se ve afectado por los aparatos de aire acondicionado. Sería aconsejable mantener la casa entre 24 y 26 grados centígrados en verano, y el chorro de aire no incidirá directamente sobre los niños. Además si vas a refrescar su habitación antes de dormir, hazlo cuando ellos aún no estén allí, piensa que las mucosas también se resecan, junto con el ambiente, y ello es causa de que se desarrollen alguna enfermedad de las vías respiratorias.

Otros consejos

  • Es mejor que el acondicionador esté encendido solo en momentos puntuales, o de forma intermitente, siempre a temperatura uniforme.
  • Es recomendable ventilar frecuentemente la estancia en la que realizan su actividad los niños.
  • Ocúpate de realizar el mantenimiento del aparato: filtros limpios.
  • No ajustes el aire acondicionado a tu gusto.
  • Nunca lo dejes encendido por la noche.
  • Si lo pones a muy baja temperatura, abriga bien a los niños.

Utiliza el sentido común: si no es necesario, el aire acondicionado sobra, hay ventiladores, la posibilidad de bajar persianas y abrir ventajas para que entre el aire, etc.

Por último, comentarte que para regular la humedad, te podría ser necesario un humidificador, aunque si ventilas como te hemos indicado, la humedad exterior también beneficiará el ambiente de dentro de la casa.


Categorías

Consejos

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *