Consumo de alcohol en el embarazo ¿Hay un límite de seguridad?

bella barriguita

El consumo de alcohol está muy arraigado en la sociedad. Tanto que en muchas ocasiones no se entiende como un hábito nocivo.

Durante el embarazo la recomendación es consumo cero, pero en muchas ocasiones a la embarazada se la anima a tomar una cervecita insistiendo en que tomar una copa puntualmente para celebrar cualquier evento no le va a provocar ningún problema o argumentando que el bajo índice alcohólico de ciertas bebidas las hace inofensivas. Pero ¿existe un límite de seguridad en el consumo de alcohol?

Situación

Según el Informe Estado de Salud de la Población de la Comunidad de Madrid de 2012 el alcohol fue la sustancia psicoactiva más consumida por la población madrileña en 2009. Mas de 50% de las mujeres de cualquier edad refirieron tomar alcohol a diario.

Según un estudio realizado con gestantes de toda España y recogido por la Conselleria de Salud de la Generalitat de Cataluña con motivo del Día Internacional para la Prevención de los Trastornos del Espectro del Alcoholismo Fetal el 40% de las embarazadas consume alcohol en el primer trimestre de embarazo y el 17 % lo siguen haciendo hasta el final.

alcohol y embarazo

Falsos mitos

Existen multitud de falsos mitos respecto al consumo de alcohol, tanto en la población general como en las embarazadas.

El alcohol es afrodisíaco: nada mas lejos de la realidad. El abuso del alcohol provoca una disminución del placer sexual.

El alcohol disminuye el estrés: Otro falso mito otorga efectos relajantes del alcohol. Quizá reduzca momentáneamente el estrés o el nerviosismo. En realidad puede “engancharnos” y provocarnos más ansiedad.

El alcohol no tiene calorías: El alcohol aporta una gran cantidad de calorías, denominadas “calorías vacías”, es decir, que no aportan ningún alimento o nutriente a nuestro cuerpo.

Las embarazadas deben consumir cerveza para poder fabricar leche después: El consumo de cerveza no hace que fabriques mas leche ni que sea de “mejor calidad”

Las bebidas con bajo índice alcohólico no provocan alteraciones en el feto: Cualquier cantidad de alcohol puede provocar alteraciones en nuestro bebé.

Pequeñas cantidades de alcohol no afectan al embarazo: No se conocen los límites de seguridad. Se pueden dar casos de afectación en mujeres, aunque el consumo no sea muy alto.

¿Cómo puede afectarse el bebé?

El consumo de alcohol provoca el Síndrome alcohólico fetal.

El consumo de alcohol durante el embarazo puede afectar a nuestro bebé y provocarle alteraciones que sufrirá de por vida.

Existen algunas variantes como cantidad de alcohol ingerida, momento del embarazo en que se consume, estado de salud de la madre o factores genéticos que pueden influir en las secuelas del bebé.

  • Alteraciones de la cara y pequeño tamaño de la cabeza
  • Bajo coeficiente intelectual
  • Problemas de coordinación
  • Hiperactividad
  • Dificultades para razonar y comprender.
  • Poca memoria
  • Dificultades de atención
  • Ceguera y/o sordera
  • Problemas cardiacos, renales y óseos.

copas vacias

Recomendaciones

Los expertos dejan claro que durante toda la gestación no hay un periodo de tiempo ni una cantidad de consumo que se pueda considerar segura.

La época de formación de los órganos y sistemas del bebé es fundamentalmente en las 8 primeras semanas de embarazo.

Sin embargo el bebé perfecciona el funcionamiento de todos ellos durante el embarazo. Uno de los que mas puede sufrir en cualquier época de la gestación es el cerebro.

El cerebro se puede afectar muy gravemente en cualquier momento del embarazo, puesto que su desarrollo se realiza durante todo el embarazo y sigue desarrollándose durante la primera infancia.

Tampoco hay bebidas alcohólicas menos perjudiciales que otras.

Por el gran riesgo que supone para nuestro bebé la recomendación es consumo de alcohol cero durante el embarazo y la lactancia.

Recuerda que es importante aumentar la cantidad de líquidos que tomas. Pero nunca alcohol, por bajo que sea el índice alcohólico de una bebida.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *