Alergia al sol en los niños

Alergia al sol

El verano trae consigo las buenas temperaturas de las que disfrutamos todos para ir a la playa, a la piscina o realizar actividades al aire libre, sobre todo los niños que tienen muchos campamentos y mucho más tiempo libre que los adultos.

Con los rayos del sol hay que tener especial cuidado durante todo el año pero más concretamente en esta época ya que los efectos que pueden tener sobre la piel pueden ser negativos. Los especialistas recomiendan aumentar las precauciones en verano y sobre todo en los niños para evitar que sufran una reacción alérgica al sol. 

Para saber si un niño es alérgico al sol existen una serie de síntomas como el enrojecimiento de la piel y la aparición de granitos, la aparición de quemaduras en la piel, la sensación de quemazón y la formación de ampollas que suelen durar unas dos semanas. Es importante que se acuda a un profesional para aplicar el tratamiento necesario.

Una vez acudido al especialista es importante usar cremas solares de alta protección infantil que no estén perfumadas, da igual que no haya sol, incluso los días nublados puede producirse quemaduras y se deben aplicar unos veinte minutos antes de exponerse al sol aplicando de nuevo cada cierto tiempo. El uso de gorros y prendas de ropa es necesario para proteger aun más de los rayos del sol y evitar las prendas de color blanco o de algodón ya que estas no protegen lo suficiente.

No hay que decir que se ha de evitar la exposición al sol en las horas centrales del día como son las once de la mañana y las cuatro de la tarde, al igual que la luz reflejada en el agua, la nieve o la arena hacen el mismo daño que la luz directa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *