Alimentación infantil en caso de problemas digestivos (temporales)

Problemas digestivos

Cuando los niños pasan algunos días con problemas digestivos y se encuentran con vómitos, diarreas, estreñimiento, etc se vuelven más sensibles a la hora de comer. Además de esto su organismo necesita una dieta adecuada para poder recuperarse. Veamos cómo debe ser la alimentación infantil cuando se presentan problemas digestivos.

El primer día podemos optar solo por líquidos, ya que necesita hidratar adecuadamente su organismo y de esta forma también le daremos menos “trabajo” al estómago, haciéndole más fácil la digestión. Opta por zumos naturales, sopas, cremas de verduras, de arroz (en caso de estreñimiento evita el arroz)… Esto puede durar todo el día o solo un tiempo, dependiendo de la edad del niño y de la gravedad del asunto.

A partir del segundo día podemos ir introduciendo alimentos sólidos en pequeñas cantidades e ir aumentando progresivamente. Algunos de estos alimentos pueden ser el pollo, arroz, pescados, pan… Recuerda cocinarlos de modo sencillo, evitando añadir excesivas especies y preferiblemente al horno o al vapor, para evitar el uso de aceite.

Además de esto deberá beber agua continuamente y se deben evitar los productos lácteos (excepto el yogur), los alimentos fritos o altos en grasas, la comida rápida y las frutas o verduras crudas, especialmente si son ácidas como la naranja.

**Ésta es una dieta sencilla que solo se debe aplicar en días en los que los niños tienen problemas digestivos leves, en caso de padecer alguna enfermedad o de que el problema sea grave se deberá consultar con el pediatra, él te podrá indicar si puede seguir ésta alimentación o recomendarte otra más adaptada a las necesidades de tu pequeño.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *