Alternativas al botellón (y cómo conseguir que prosperen)

Millones de personas en todo el mundo tienen serios problemas con el alcohol. Una de las razones subyacentes de este hecho es el uso común de alcohol en los entornos sociales cotidianos. Además, muchas personas recurren a la bebida como una forma de relajación o alivio del estrés. Cualquiera que sea el motivo para beber, un patrón de consumo excesivo puede terminar con la aparición de alcoholismo. Por este motivo, es importante comenzar con los jóvenes, que empiezan a jugar con el alcohol a edades cada vez más tempranas. Buscar alternativas al botellón para los adolescentes y conseguir que estas prosperen es todo un reto.

Afortunadamente, existe una gran variedad de alternativas saludables a los botellones. Cada sustituto del alcohol aborda algunas de las motivaciones principales para su consumo, y sin recurrir a ninguna otra sustancia que altere la mente. Encontrando aficiones que cubran sus necesidades sociales y emocionales, se darán cuenta de que son mucho más beneficiosas que pasarse la noche bebiendo alcohol.

¿Qué beber como alternativa al alcohol?

chicas con bebidas

La bebida social no suele aumentar los riesgos de problemas graves con el alcohol, siempre que su ingesta sea moderada. De hecho, tradicionalmente se ha bebido de manera social alrededor de una comida o cena, o para compartir un rato con un amigo o una amiga. Como actividad social tenemos la necesidad de unirnos a los demás, así que controlar el impulso de levantar una copa junto a los demás puede resultar un gran desafío. 

Los sustitutos más comunes al alcohol son los refrescos, zumos, kombucha o cócteles sin alcohol. Las cervezas sin alcohol o los vinos sin alcohol también pueden proporcionar una forma saludable de evitar beber en entornos sociales. Estas opciones se han dejado de ver como fuera de lo normal debido a la concienciación de los conductores, ya que cada vez es más habitual que el conductor no beba nada de alcohol.

¿Qué se puede hacer como alternativa al botellón?

jóvenes corriendo

Bien se consuma en solitario o en compañía, el alcohol suele ser la opción preferida por la sensación de que aumenta la relajación y disminuye el estrés. La verdad es que es cierto que esta reputación de aliviar el estrés no es del todo desmerecida. Antes de que el cuerpo alcance el punto de intoxicación, los efectos del alcohol en el cerebro pueden conducir a una mayor sensación de tranquilidad. Sin embargo, en cantidades excesivas los efectos cerebrales de la bebida pueden ser totalmente opuestos. En lugar de contribuir a una disminución de los niveles de estrés. El consumo excesivo de alcohol puede empeorar la sensación de agobio, dificultar la relajación y ayudar a crear una sensación general de inquietud.

En los botellones se produce el fenómeno del “atracón de alcohol”, que consiste en consumir tanta bebida como se pueda en el menor tiempo posible para lograr rápidamente un estado de embriaguez. Pero existe una amplia variedad de alternativas al consumo de alcohol que igualmente relajan, de una manera mucho más saludable. Vamos a ver algunos ejemplos muy recomendables.

Actividad física como alternativa al botellón

Llevar una vida saludable incluye sin duda la realización de actividad física. Salir a correr, natación, montar en bicicleta, caminar, bailar, practicar un deporte de equipo o al aire libre, etc., son actividades que proporcionan un doble beneficio. En primer lugar, reducen la producción corporal de cortisol y otras hormonas generadoras de estrés. De hecho, el ejercicio físico aumenta la producción de endorfinas en el cuerpo, es decir, hormonas de la felicidad. La producción de estas sustancias químicas se asocia con la participación en deportes de resistencia como las carreras de larga distancia o los entrenamientos de fuerza.

La actividad física enfocada a la relajación como el tal chi o el yoga son también una buena alternativa para cambiar la concepción de los jóvenes de alcohol igual a diversión. Las clases de estas disciplinas pueden ayudar a los adolescentes a conocer a gente fuera de un ámbito alcohólico, con unas filosofías de vida muy diferentes a la propia y que hará a los chicos y chicas plantearse su forma de vida.

chico con bicicleta

Cambios en el estilo de vida

Cambiar el estilo de vida puede ayudar a los adolescentes a evitar el consumo excesivo de alcohol. El ejercicio físico puede abrir una puerta al cambio de mentalidad y a un disfrute de la vida diferente. Practicar un deporte lleva consigo el control de una dieta más equilibrada, el afán de superarse fisicamente cada día y, en consecuencia, un cambio de mentalidad importante. La disciplina se asentará en la vida de los jóvenes, y muchos deportes que se pueden practicar en grupo y al aire libre pueden cambiar incluso los hábitos de descanso porque se optará por madrugar para disfrutar con más plenitud. Todo esto contribuye a fomentar una sensación de bienestar y reduce los niveles de estrés y ansiedad.

Realizar deporte puede ser la primera oportunidad para socializar en actividades fuera del ámbito del alcohol. Las actividades culturales también son formas de socializar fuera de la zona de botellones. Por ejemplo, descubrir el patrimonio histórico artístico de la ciudad con rutas turísticas, apuntarse a clases de actividades como dibujo, música, clubes de lectura o de juegos de mesa de la ciudad. Descubrir que hay otras formas de relacionarse con gente de la misma edad sin darse atracones de alcohol hará que la visión de su mundo cambie. Todas estas actividades harán que las vidas de los adolescentes sean más saludables. Regulan los horarios de sueño y evitan los desagradables efectos secundarios de los botellones, como las resacas y las discusiones familiares.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)