Amamantar tras un parto múltiple: querer es poder

Yankowski triplets

Muchas de vosotras conoceréis ya la imagen que ilustra la portada, durante el año que hoy acaba, ha sido la fotografía de lactancia materna más significativa para mí. Son los trillizos de Brittany Yankowski que en abril pasado cumplieron 8 meses, como veis están mamando; no es el único ejemplo de mamá que tras embarazo múltiple, decide amamantar a todos los bebés (sin duda la mejor opción), y en alguna que otra ocasión se trata de 3 o de 4 niños (esas madres son heroínas para mí). Sin ir más lejos en esta reseña de Somos Múltiples, nos cuentan la historia de Nicole, una mamá de 9 que mantuvo una lactancia en exclusiva (y después prolongada) con las más pequeñas, que eran tres niñas.

No habíamos hablado aún en el blog sobre esas lactancias múltiples, y creo que merece la pena hacerlo, para que ninguna mamá que esté embarazada de más de uno, tenga dudas sobre si podrá o no alimentarles con su leche. En primer lugar mencionar que dado que los pechos de una madre no son un ‘almacén’ sino una ‘fábrica’, no hay inconvenientes derivados de la posibilidad o no de tener leche para todos: a más succión, más producción. Otra cosa es cómo se organiza la familia y los apoyos de los que cuentan, y (para que negarlo) que cuando son muy pequeñitos, es mucho tiempo el que se debe dedicar a amamantarles. Vamos a introducirnos en este tema tan interesante, no son antes, remitirnos al último post que Brittany subió en su perfil de Facebook:

En él mencionaba las dificultades con las que se enfrentó, pero se había propuesto normalizar la lactancia materna a trillizos y lo consiguió, todo lo que había ganado se antepuso a las frustraciones y el sacrificio; creo que tiene mucho valor la decisión que tomó, y más teniendo en cuenta que antes de que llegaran los tres pequeños de la casa, la familia Yankowski ya tenía dos niñas (de 3 y 1 año). ¿Cómo lo hizo? os preguntaréis, la verdad es que yo estoy admirada porque aunque he amamantado en tándem, solo tengo dos hijos

Leche para todos, por favor

El cuerpo de la madre puede producir para tantos bebés como tenga, y no solo eso, es que una de las propiedades de la leche materna, es que se adapta perfectamente a las necesidades del bebé / de los bebés… probablemente lo hayas leído o escuchado decir: ‘su contenido cambia a lo largo del día, y también con el paso del tiempo’. Pues bien, teniendo en cuenta que muchas veces los partos múltiples son prematuros, en estos casos, también es diferente a la que la madre de un bebé nacido a término produce; sus beneficios son tan específicos que se reduce la probabilidad de desarrollar alguna infección potencialmente grave para un peque nacido antes de tiempo.

Amamantar tras un parto múltiple: querer es poder

Cuestión de organización

‘Querer es poder”, dicen; realmente se necesita más dedicación cuando se ha tenido más de un bebé, pero ¿es lo que la madre quiere? entonces parte de los obstáculos ya están fuera de juego; ni siquiera nos vale un supuesto cansancio derivado de dar de mamar, ¿por qué? pues porque no está demostrado que más horas amamantando vayan a cansar más a la recién mamá. Se agotará si además tiene que preparar comidas, limpiar o doblar ropa; se agobiará si las primeras semanas no tiene ayuda para preparar a todos los bebés para salir a dar un paseo. En estas situaciones es cuando los papás deben utilizar sus dos manos y estar disponibles al 100 % el tiempo que dure el permiso de paternidad; y en cuanto se incorpore a trabajar todavía puede hacer mucho por su pareja y por su familia: tras el horario laboral puede ir a hacer la compra, poner una lavadora y cuidar de los pequeños mientras la mamá se da un baño.

Si además se cuenta con el apoyo de alguna abuela, vecina o tío, mejor que mejor, cualquier ayuda es bienvenida. Y en caso de que puedas permitirte contratar un servicio doméstico, aunque tengas que prescindir de otras cosas, no lo dudes

No nos olvidemos que sigue siendo recomendable permitir a la familia un descanso de visitas; y cuando estas se producen, no será para molestar, o intentar a toda costa tener a alguno de los recién nacidos a brazos, o a fin de dar consejos no pedidos: si vas a una casa en la que acaban de nacer varios niños, será para preguntar en qué puedes ayudar.

¿En directo o en diferido?

Aquí ya habíamos hablado de la lactancia diferida, porque en ocasiones la madre no está presente, pero igualmente se le debe proporcionar alimento al bebé; hablando de partos múltiples, y con bebés que hayan nacido prematuramente, se puede dar la circunstancia de que permanezcan unos días en la Unidad Neonatal, y afortunadamente muchos centros hospitalarios han establecido protocolos para facilitar el contacto de los padres con los bebés, lo cual es un paso adelante para favorecer la lactancia materna. Como digo, en estas situaciones la mamá puede extraerse leche, al tiempo que permanece cerca de sus hijos si permanece ingresada hasta el alta de los pequeños, en caso de que el alta materna se produzca antes, también podrá sacarse leche y enviarla o llevarla al hospital para después administrarla a los bebés. Aunque en el hospital obtengas ayuda por parte de la matrona, o del personal de enfermería, también puedes contar con el grupo de lactancia materna más cercano.

También es posible que el equipo médico de el alta antes a uno de los bebés, y los padres deban rediseñar los cuidados para atender a unos y otros (por ejemplo que sea el papá el que lleve la leche extraída – aquí hablábamos sobre conservación – al hospital, la mamá se quede en casa, o al revés, o de forma combinada). Es muy importante que te mantengas firme en la decisión de alimentar a los pequeños con lactancia materna, y que pienses en la lactancia diferida como una solución intermedia, hasta que los niños puedan succionar por sí solos; no te desesperes si cada uno va a su ritmo. A la larga te sentirás orgullosa de ti, y de ellos.

¿Puede ser que la mamá no tenga suficiente leche? no, sin embargo si los bebés son prematuros, al principio podría ocurrir que no fueras capaz de extraer suficiente leche, pero ¿no has oído hablar de los Bancos de Leche?, están para que el médico pueda recetar leche materna de uno de ellos.

Y claro, la situación más favorable, es que los bebés permanezcan en la misma habitación que la mamá por que no tengan ningún problema, ¡genial entonces!; el consejo más efectivo es que los pongas a mamar cuanto antes. Seguro que piensas ‘es fácil decirlo, pero difícil hacerlo’, no te quito la razón, pero ¡puedes hacerlo!, sigue leyendo y verás cómo.

¿Cómo lo hago para dar el pecho a gemelos, trillizos o cuatrillizos?

Desde el embarazo, tu ya sabes que estás gestando más de una vida, no desestimes ese precioso tiempo que te brinda esta etapa de la vida para organizarte y tratar de encontrar a otras mamás que hayan vivido la misma experiencia; también es el momento de recopilar toda la información posible (cuando nazcan tus peques tendrás poquísimo tiempo para leer). Te estoy hablando todo el rato de que es posible amamantar a más de un bebé, porque es así, pero revisa tu decisión y pregúntate si estás segura, porque eso es lo más importante. La lactancia materna es lo mejor, sin duda, pero debe partir del convencimiento de la mamá, entre otras cosas porque seguro que alguien te hace comentarios malintencionados en el sentido de que no vas a poder con gemelos / mellizos, y mucho menos con trillizos, aún existe mucha desinformación, por eso tus apoyos deben ser fiables. Los demás son libres de opinar, tú de decidir por ti misma sobre tu cuerpo…

Si estás preocupada, si tienes dudas, habla con la matrona, con la doula, con la asesora de lactancia

Amamantar tras un parto múltiple: querer es poder

Acabas de ver una tabla en la que se te indica de qué pecho puede tomar cada bebé; hay formas diferentes de tener al bebé que debe esperar mientras sus hermanitos maman (mira la posición de la foto de portada, o en la espalda sujeto con fular, o acostado a tu lado, también lo puede tener el papá abrazado sobre su propio cuerpo). Es muy importante que sepas que varios bebés pueden ser amamantados en exclusiva, y que la lactancia puede mantenerse en el tiempo. Estoy de acuerdo que a partir de los 12 meses será más sencillo, pero no olvides que a más succión más producción. En casa también se puede recurrir a la lactancia diferida.

¿Recuerdas, la leche materna no se acaba ni se corta? Son brotes de crecimiento, cuanto antes los conozcas, mejor.

Prepárate

Como he mencionado, los meses del embarazo te van a servir para informarte y organizarte, aunque si ya eres mamá de otro / s niño / s no puedes dejar de atenderles… también deberás enfocar la gestación para que sea compartida por todos los miembros de la familia, haciendo partícipes a los hermanos mayores de los bebés que nacerán. La lactancia materna es un ahorro, de eso te das cuenta cuando han pasado unos meses; pero el paso previo es conocer otras experiencias, recoger información, y prever cómo te vas a organizar, aunque después debas hacer pequeñas variaciones.

Lactancia de mellizos o gemelos

Si se puede en caso de trillizos, ¿cómo no iba a serlo cuando los que han nacido son dos? Mira a continuación la ilustración con las posibles posturas, y lo comprobarás. Además en las tiendas de puericultura (o por Internet) se encuentran cojines de lactancia compatibles con mellizos.

Amamantar tras un parto múltiple: querer es poder

Y por último, no nos olvidemos del Método Canguro, que recientemente ha recibido un nuevo reconocimiento, al afirmar un estudio que reduce la mortalidad en prematuros; sabemos que no es lo mismo practicarlo con uno o con tres bebés, pero es la necesidad del pequeño la que prevalece, y son dos cuerpos, el del papá y el de la mamá, para ayudarles.

Cierro este post apelando a la confianza que tienes en tu cuerpo y en tu decisión… todo saldrá bien.

    Notas:
  • La imagen de portada ha sido cedida por Brittany Yankowski (mamá de los trillizos)
  • Las ilustraciones han sido copiadas del blog Guía de Lactancia Materna
  • La foto de Nicole ha sido copiada del blog One Small Step from Breastfeeding

Categorías

El bebé

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *