Ambientando el cuarto para dos hermanos

Cuando una habitación está compartida por dos hermanos, se pueden apelar a trucos varios para que la misma quede acomodada, ordenada y ahorrando espacio. Por ejemplo, se puede apelar al uso de camas literas, una superior y otra inferior. Las mismas pueden presentarse en paralelo o de manera perpendicular.

Pekken, por ejemplo, propone una opción funcional y práctica. La misma incluye una cama alta para adultos, y una cuna funcional transversal que, con los años, se convertirá en una cómoda cama apta para un niño de tamaño medio.

Otra opción para mantener el cuarto acomodado y espacioso. Es el reemplazo de las sillas y sillones por pufs o cubos. Estos innovadores objetos poseen características benéficas, como ser el diseño, los colores y el ahorro de espacio. Se recomiendan utilizar colores claros, ya que dan sensación y aspecto de limpieza e higiene.

Además, se debe ahorrar en espacio dedicado a los amueblamientos propios del cuarto. Se deberá pensar también en la posibilidad de colocar los mismos en altura, amurados, por ejemplo, a la pared.  Las estanterías con varios estantes disponibles, son una buena opción, pensada tanto como porta zapatos o armario.

En el espacio que queda libre debajo de la litera, se puede programar un área de estudio y trabajo estudiantil, colocando un pequeño escritorio, una silla y las luces que este lugar requiere de por sí.

Con estos simples consejos, se puede planear un espacio más que amplio y productivo, dentro del mismo cuarto que la familia dispone, sin necesidad de ampliaciones o reformas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *