La amoxicilina en los niños

Niña enferma en el médico

Los niños se ponen enfermos muchas veces a lo largo del año. En las escuelas pueden haber bacterias por el aire de otros niños y que los pequeños casi sin darse cuenta tengan una gran infección que deba ser tratada para que no empeore su salud. Todos los padres quieren encontrar la mejor solución para la salud de sus hijos, en ocasiones esto requiere que se use amoxicilina, pero, ¿qué es la amoxicilina o ácido clavulánico exactamente?

Si tienes un hijo pequeño, es más que probable que la amoxicilina sea algo que te suene bastante y que incluso lo hayas utilizado sin saber del todo para qué sirve. Confías en tu pediatra y si te dice que debes darle amoxicilina, simplemente le haces caso y se lo das. Total, es ella la profesional que debe aconsejarte por el bien de la salud de tu pequeño. Pero la información es poder y nunca estará de más que sepas qué es la amoxicilina y para qué se utiliza en los niños. Aunque te médico te puede dar orientaciones en este artículo podrás entender para qué sirve y qué puede hacer por la salud de tus hijos.

Amoxicilina y ácido clavulánico, para qué sirve

Este medicamento solo debe administrarse en los niños cuando lo indique el pediatra. El pequeño no deberá tomar más dosis que lo que indique el médico, ni tomarlo más veces ni tampoco deberá tomarlo más tiempo de lo indicado, ni tampoco menos. Este medicamento se puede tomar habiendo comido o sin haber tomado ningún alimento.

La amoxicilina sirve para tratar infecciones de tipo bacteriano en el cuerpo de los niños. Es muy importante tomar la medicación el tiempo que estipule el médico porque solo de esta manera se podrá curar la infección, si se deja de tomar antes de tiempo la infección no se curará. Este fármaco es un antibiótico que se utiliza para una gran variedad de infecciones causadas por bacterias.

Niño enfermo con tratamiento de amoxicilina

Dosis de amoxicilina en niños

Se deberá agitar el frasco antes de cada uso y medir la dosis con una cuchara marcada o a través de una jeringa oral también marcada. La cuchara tradicional para los jarabes puede que no proporcione la cantidad correcta de amoxicilina, por lo que no es apropiado su uso. Se puede mezclar la amoxicilina con leche, zumo de frutas, agua… Solo tendrás que asegurarte de que el niño se lo toma inmediatamente y de una sola vez.

La amoxicilina se puede utilizar para diferentes infecciones (como por la gonorrea), pero en este artículo nos centraremos en mostrar las dosis adecuadas para los niños si tienen una infección bacteriana. Pero aún y así, es importante que sigas estrictamente las recomendaciones de tu pediatra puesto que te dará las indicaciones pertinentes para que tu hijo pueda curarse de la infección. Aunque tu hijo se sienta mejor después de las primeras dosis de antibiótico, recuerda que es muy importante que siga la dosis completa a lo largo de los días para asegurar así el tratamiento correcto y la cura eficaz.

Para las infecciones bacterianas en formas de dosificación oral:

  • Adultos, adolescentes y niños de 40 kilogramos (kg) o más: 250 a 500 miligramos (mg) cada 8 horas, o 500 a 875 mg cada 12 horas.
  • Los niños y bebés mayores de 3 meses de edad con un peso inferior a 40 kg: la dosis se basa en el peso corporal y debe ser determinado por el médico. La dosis habitual es de 20 a 40 miligramos (mg) por kilogramo (kg) de peso corporal por día, dividida y administrada cada 8 horas, o 25 a 45 mg por kg de peso corporal por día, dividida y administrada cada 12 horas.
  • Los bebés de 3 meses y más pequeños: la dosis se basa en el peso corporal y debe ser determinado por tu médico. La dosis habitual es de 30 mg por kg de peso corporal por día, dividida y administrada cada 12 horas.

amoxicilina

Recuerda que será tu pediatra el encargado de darte las indicaciones adecuadas dependiendo del tipo de infección que tenga tu hijo en cada caso concreto.

¿Lo venden sin receta?

La amoxicilina es un fármaco antibiótico y en ningún caso te lo deben vender sin receta. Solo te lo podrán vender en las farmacias si tu médico te ha hecho una receta anteriormente. En caso de que tu médico no te haga la receta, entonces no podrás comprar la amoxicilina. El uso de antibióticos no se puede administrar a la ligera y el médico deberá hacer un seguimiento del proceso.

Efectos secundarios

Tomar demasiada amoxicilina puede tener efectos peligrosos en los niños como un daño renal. Si crees que tu hijo ha tomado demasiada amoxicilina deberás llamar a tu médico para desintoxicarle inmediatamente. Si los síntomas son graves deberás ir a urgencias rápidamente. Los síntomas pueden incluir: náuseas, vómitos, diarreas o dolor en la zona de la espalda baja.

También existen algunos efectos secundarios, deberás leer el prospecto o preguntar a tu médico para saber cuáles son, pero para que te hagas una idea, algunos de los efectos secundarios pueden incluir: náuseas, vómitos o diarrea.

amoxicilina

Además de estos efectos secundarios también puede haber otros más graves. En el caso de que tu hijo tenga alguno de estos efectos secundarios graves deberás acudir a tu médico inmediatamente. Alguno de estos los efectos secundarios graves son:

  • Heces acuosas o sanguinolentas con o sin calambres. Esto puede ocurrir hasta dos meses después de haber tomado la última dosis del fármaco.
  • Reacción alérgica grave con síntomas como hinchazón de lengua, garganta, dificultad para respirar e hinchazón de manos, pies u otras partes del cuerpo.
  • Erupciones cutáneas graves.
  • Coloración de piel amarillenta, también en la parte blanca en los ojos. Esto podría ser una señal de problemas hepáticos.
  • Dientes de color amarillo, gris, marrón…
  • Sangrado y hematomas.

Prospecto

Es muy importante que si tienes dudas de cualquier tipo tengas el prospecto de la amoxicilina a mano para poder leerlo y salir de dudas. Si después de leer el prospecto sigues con dudas o hay algún dato que no te cuadra, entonces deberás acudir al médico para que te informe bien y te responda a todas tus dudas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *