Anemia en los bebés

Anemia en bebés

Muchos bebés padecen anemia como consecuencia de unos bajos niveles de hierro en la sangre. Esto es lo que se conoce como anemia ferropénica. Aunque puede parecer algo muy importante, sobre todo tratándose de bebés, debes mantener la calma y seguir las recomendaciones del pediatra. Generalmente, este problema se soluciona con un suplemento de hierro durante algunos días.

Los bebés que se alimentan de leche materna tienen menos probabilidades de sufrir anemia, al igual que los bebés alimentados con leche de fórmula que suele venir enriquecida en hierro. Sin embargo, los bebés que toman leche de vaca son los que tienen mayor riesgo de sufrir anemia, ya que esta leche es la que menos cantidad de hierro contiene. Además, la leche de vaca interfiere en la absorción del hierro en el organismo.

¿Por qué es tan importante el hierro?

El organismo necesita hierro para mantenerse saludable y activo. Este mineral es el responsable de la producción de la hemoglobina, una sustancia de los glóbulos rojos. La hemoglobina es la encargada de transportar el oxígeno hacia todos los tejidos, por lo tanto, cuando existe un déficit de hierro esta función no se cumple correctamente. La falta de hierro produce problemas de concentración, fatiga o pérdida de energía entre otros síntomas.

¿Por qué tiene anemia mi bebé?

Bebé lactante

Al nacer, el bebé tiene unas buenas reservas de hierro que ha obtenido de la madre durante la gestación. Estas reservas son suficientes hasta que el pequeño cumple unos 6 meses aproximadamente. A partir de esa edad, la forma de alimentar al bebé determinará la probabilidad de sufrir anemia. Hacia los 6 meses, el desarrollo del pequeño sufre un avance importante que va de la mano de su nueva forma de alimentación.

Con la introducción de los alimentos, llega la hora de incluir alimentos ricos en hierro para que las nuevas necesidades del pequeño queden cubiertas correctamente. El cambio de alimentación suele ser el culpable del déficit de hierro, ya que durante el tiempo que el bebé se alimenta exclusivamente de leche (materna o de fórmula) las necesidades de hierro están bien cubiertas.

Cómo se trata la anemia en bebés

El pediatra puede observar fácilmente los síntomas de la anemia en el bebé, ya que se suele asociar a un problema de crecimiento, la falta de energía o la palidez en zonas como los labios o en la parte interna de los párpados. Para confirmarlo, tendrás que hacerle un análisis de sangre al bebé para comprobar este y otros niveles. Una vez que se confirme el diagnóstico, el pediatra te recetará un suplemento de hierro que el bebé deberá tomar cada día durante el tiempo que el facultativo estime oportuno.

Esto puede alargase durante algunas semanas e incluso meses, pero no te preocupes porque generalmente es efectivo y rápidamente notarás mejoría en tu bebé. Para que el suplemento de hierro sea realmente efectivo, es aconsejable que el bebé lo tome en ayunas y mezclado con algún alimento rico en vitamina C. Puedes mezclar el suplemento con un poco de zumo de naranja natural, así tendrá un sabor más agradable y se favorecerá la absorción del mineral en el organismo.

Niño comiendo una naranja

Nunca debes mezclar el hierro con la leche o con derivados lácteos, ya que la leche interfiere en la asimilación del hierro. Por este motivo, cuando el bebé tome alimentos ricos en hierro, lo mejor es que se acompañe de algún cítrico. En este artículo encontrarás más información sobre la mezcla de alimentos, para obtener los máximos beneficios de ellos.

La alimentación saludable es esencial durante toda la vida, pero muy especialmente durante el embarazo, el periodo de lactancia y en niños en periodo de crecimiento. Mientras que estás embarazada, debes proporcionarle a tu bebé todos los nutrientes necesarios para poder desarrollarse correctamente. Al igual que en el periodo de lactancia. Ya que si tú te alimentas correctamente tu bebé recibirá todo el hierro, las vitaminas y nutrientes necesarios para crecer sano y fuerte.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.