Anemia en los niños

Anemia en niños

La anemia suele afectar con frecuencia a niños pequeños, es algo muy común que puede estar causado por la rapidez con la que crecen los niños. Aunque en principio no es nada alarmante, es muy importante detectar y tratar a tiempo la anemia en los niños. De lo contrario, podrían producirse alteraciones importantes en el organismo del niño debido a la deficiencia de glóbulos rojos.

Generalmente, la anemia se trata fácilmente con suplementos de hierro, que siempre debe recetar el pediatra para administrar la cantidad apropiada para la edad y constitución del niño. Pero además, en casa es necesario tomar ciertas medidas alimentarias para evitar que los niños padezcan anemia, puesto que la alimentación es la base de un crecimiento saludable.

Qué es la anemia

Se conoce como anemia, a la deficiencia de glóbulos rojos sanos presentes en la sangre. Para que la producción de glóbulos rojos sea la correcta, es necesario que el organismo reciba suficientes vitaminas y nutrientes como hierro, ácido fólico y vitaminas B12.

Los glóbulos rojos son esenciales en las funciones del organismo, ya que en su composición se encuentra la hemoglobina, una proteína especial que transporta el oxígeno a las células de todo el cuerpo. Un recuento bajo de glóbulos rojos puede afectar al crecimiento y desarrollo del niño, incluso, producir consecuencias bastante graves.

Cómo saber si mi hijo tiene anemia

anemia en niños

Para saber con exactitud si tu hijo tiene anemia, es necesario realizar un análisis de sangre. Sin embargo, también puedes observar algunos rasgos comunes de la anemia, con los que podrás solicitar una cita en tu pediatra para que realice el examen.

Estos son algunos de los síntomas de anemia en los niños:

  • La piel tiene un tono blanquecino o amarillento
  • Los labios y las mejillas se ven pálidas, en lugar del color rosado habitual
  • La orina es de un color oscuro, similar al del café
  • El niño se encuentra siempre cansado y con poca energía

Si la anemia es muy grave, pueden aparecer estos síntomas:

  • Desmayos
  • Dolor de cabeza, mareos
  • Inflamación en las manos o en los pies
  • Ritmo cardíaco acelerado
  • Problemas para respirar

La anemia puede provocar en el niño problemas de concentración, lo que puede afectar muy negativamente en su etapa escolar, además de su comportamiento habitual. Si notas alguno de estos síntomas en tu hijo, acude a su pediatra para tomar las medidas oportunas lo antes posible.

Cómo prevenir la anemia en los niños

La alimentación juega un papel fundamental en el desarrollo de los niños, por lo que es esencial que su dieta sea variada, equilibrada y saludable. El consumo de ciertos productos que no son alimentos, pueden interferir en la absorción de los nutrientes que el organismo necesita. Además de ser causantes de otros muchos problemas, como la peligrosa obesidad infantil.

Para evitar la anemia y otros problemas derivados de una mala alimentación, es fundamental evitar al máximo que los niños consuman productos procesados, fritos, snacks salados y otros productos poco saludables. Por el contrario, la dieta de los niños debe incluir alimentos de todos los grupos, especialmente frutas y verduras. Además, estos otros alimentos ricos en hierro:

  • carne roja
  • mariscos de concha como las almejas, los berberechos o los mejillones
  • el hígado
  • las verduras de hoja verde, espinacas, acelgas
  • legumbres, especialmente las lentejas, la soja y los derivados, los guisantes
  • los frutos secos, nueces, anacardos, pistachos etc. Aunque debes tener mucha precaución con estos alimentos si tu hijo es muy pequeño. El niño puede atragantarse fácilmente, por lo que nunca debes dejar que el niño los tome sin tu supervisión.

También es importante la forma en que combinas ciertos alimentos, ya que existen nutrientes que al mezclarse producen un efecto contrario, estos son los llamados antinutrientes. Para asegurarte de que el organismo absorbe todo el hierro de los alimentos, acompaña estos con otros ricos en vitamina C. Por ejemplo, cuando el niño tome lentejas, en lugar de darle un yogur de postre debe tomar una naranja o una fruta cítrica. Así la absorción del hierro será más eficiente.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.