Animar a los niños a comer verduras

Son muchos los niños que huyen de la verduras en su alimentación, motivo por el cual, lo padres deben de luchar por administrárselas, pero… ¿cómo hacerlo?, pues muchas veces el truco del premio si se las come, viene muy bien, pero no le sirve como educación en los hábitos alimenticios, pues siguen pensando que la verdura no es que sea buen alimento, sino que su ingesta, tiene premio.

Una buen consejo, es que estos premios, se pueden dar, pero que no sean en forma de alimentos opcionales, sino premios de satisfacción: “qué orgullosa está mamá de ti”, “¡qué grande te haces al comer verdura!”, “qué bien aprendes”… estas frases u otros premios como adhesivos, gomets…

Debemos tener en cuenta que cuando se obliga a comer a un niño, no se sientan sus hábitos de alimentación, al igual que cuando se le prohíbe, por ejemplo, decirle que no coma perritos calientes, no es formar ningún hábito, solamente es una prohibición que no conduce a nada.

La solución, está en convencerles, demostrarle que héroes, personajes favoritos… también consumen verduras, incluso papá, mamá, los abuelitos… el niño, necesita muestras reales hacia seres que ellos admiren.

Hace años, el famoso Popeye, nació por este motivo, el incentivar a los niños para comer una famosa marca de espinacas. Actualmente, hay otros personajes como Sportacus que le da importancia a los alimentos nutritivos e incentiva al deporte, los buenos hábitos alimenticios, los valores, etc., es una buena muestra de educación en cuanto a la alimentación se refiere.

El ánimo también es importante, cuando esté comiendo hay que darle emotividad: ¡vamos valiente, tu puedes!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *