Antes de empezar con los alimentos sólidos: lee esto

Llegará un momento en la vida de tu bebé que empezará a comer sólidos, es probable que sea tu pediatra quien te dé las instrucciones necesarias para que lo hagas correctamente. Es importante saber cómo hacerlo ya que los bebés que se introducen en la alimentación sólida deben ir probando alimentos poco a poco durante un período de tiempo para saber si tiene alergias a ciertos alimentos o no.

En el proceso de introducir al bebé en los alimentos sólidos, es necesario tener una planificación, sentido del humor y también, un poco de investigación y consejos médicos para que el bebé pueda disfrutar de esta nueva etapa. Esta segunda etapa alimentaria del bebé debe ser divertida y sencilla para que la transición sea adecuada y el pequeño pueda disfrutar de todo el proceso (y de los alimentos).

La comida

En primer lugar, deberás tener en cuenta la comida. Aunque no hay nada malo en comprar alimentos y ‘potitos’ hechos exclusivamente para los bebés, si crees que es posible hacer tu propia comida para su alimentación en purés, será mucho mejor. No es necesario tener que comprar cientos de potitos, con el robot de cocina será más que suficiente para poder comenzar a introducir al bebé en los alimentos sólidos y en la maravilla de los nuevos sabores.

Existen maquinas pensadas para las comidas de los bebés pero también servirá cualquier otra que tengas en casa. Si dispones d una aunque sea pequeña (mejor que no ocupe mucho) pero tiene una gran capacidad de cocción, es ideal para hacer varias comidas a la vez o hacer pequeñas porciones de comida únicamente. Como te venga mejor.

alimentación sólida bebés

Por ejemplo, puedes utilizar la máquina para cocinar para cocer al vapor las zanahorias y el brócoli en las primeras comidas de tu bebé. Existen muchas recetas sencillas y deliciosas que puedes hacer para las primeras comidas de tu pequeño, pero si tienes dudas en los ingredientes, no dudes en consultar con tu pediatra para que te dé las orientaciones necesarias en el menú de tu bebé.

En caso de la comida preparada y comercial para tu bebé, nunca está de más comprarla para momentos puntuales que te haga falta, pero, sin lugar a dudas, la comida casera será mucho más sana y además, le proporcionará más vitaminas y mejores características nutricionales para tu bebé.

Comer y/o almacenar los alimentos cocinados

Después de hacer la comida de tu bebé, puedes alimentar a tu pequeño de inmediato con lo que has hecho o si estás cocinando bastante cantidad, puedes almacenarlo para más adelante. Hay algunas opciones de almacenamiento que te irán bien y que además te harán la vida más fácil. Merece la pena tener la comida hecha en grandes cantidades y congelarla para utilizarla en otros momentos, así tu bebé siempre tendrá comida casera cuando lo necesite.

Existen pequeños envases ideales para congelar la comida de los bebés que te ayudarán a su almacenamiento seguro. Además, existen envases que además de utilizar para congelar, también se pueden utilizar para calentar en el microondas o al baño maría. ¡O utilizar después como plato a la hora de comer!

alimentación sólida bebés

Algunos instrumentos necesarios

Si decides preparar los alimentos para tu bebé, deberás tener en cuenta las mezclas adecuadas de ingredientes, las medidas correctas para no desperdiciar la comida y además, tener un buen lavado de los instrumentos de cocina. Si tienes coladores, tazas de medir o cuencos para la mezcla de ingredientes, te darás cuenta que entonces preparar los alimentos para tu bebé puede ser mucho más fácil.

También puede que te sirvan las bases antideslizantes para la encimera para cuando estés preparando los alimentos, así será más fácil cocinar. Además, si tienes a tu bebé en su trona en la cocina mientras le preparas la comida, el pequeño podrá golpear los cuencos, jugar a apilar las tazas de medir y se divertirá mientras le preparas su menú diario.

Qué pasa si no tienes tiempo

No podemos olvidar que la vida estresada de hoy en día hay muchos padres y madres que sienten que no tienen tiempo para cocinar y por eso prefieren comprar los potitos. Quizá, si estás alimentando a tu bebé con un plato, es probable que no te dé tiempo en cortar los alimentos en trozos pequeños y te des cuenta tarde. Esto puede llevarte tiempo (el cortar los alimentos en trozos pequeños) y puede ser complicado hacerlo en último momento si tu bebé tiene mucha hambre. 

Existen tijeras para cortar la comida de los bebés de forma fácil que te pueden hacer que tu vida sea más cómoda. Así podrás cortar rápidamente la comida de tu bebé en pequeños trozos sin que te lleve demasiado tiempo. Estas tijeras son muy fáciles de utilizar con una sola mano y cortar la comida de forma rápida mientras le estás dando de comer a tu bebé, así ahorrarás tiempo en cortar, tu bebé no pasará hambre y podrás hacerlo en el mismo momento de la hora de la comida. Además, estas tijeras tienen tamaños recomendados para cortar la comida en el tamaño adecuado para que sea un buen bocado para los bebés y que no exista riesgo de asfixia.

alimentación sólida bebés

Un buen babero no puede faltar

Un buen babero es una necesidad importante para alimentar a los bebés para que no se manchen demasiado su ropita. Es mejor tener baberos a mano porque son más cómodos que los trapos y además más atractivos para los pequeños. Existen muchos modelos diferentes que puedes utilizar diariamente para las comidas de tus pequeños.

 

Un lugar adecuado para comer

Tu bebé necesitará un lugar para sentarse y comer. Lo mejor es una silla alta porque es más fácil de limpiar y además, los niños están a tu alcance para poder darles de comer cómodamente. Una trona no encajará muy bien en tu decoración pero es segura y muy útil. Las sillas altas, por su parte, se pueden plegar cuando necesitas más espacio en la estancia. Lo importante es que sea cómodo para el bebé y seguro (que se asegure bien con broches para sujetar el tronco).

Por supuesto, hay algo que debes tener en cuenta: paciencia. A los bebés les encanta experimentar con nuevos sabores y para que aprendan a disfrutar de la comida, deberás permitirle que lo haga tu pequeño.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *