Siglo XXI y anuncios que fomentan los estereotipos de género

Tengo que reconocer que veo muy poco la tele. Pero eso no significa que no vea ningún anuncio publicitario ya que Internet también está repletos de ellos. Durante el verano, los anuncios que más suelo ver son de productos para bajar de peso y para tratar la celulitis. Y en la mayoría de ellos la imagen de la marca es una mujer. Obviamente, las mujeres somos las únicas que queremos bajar de peso y que tenemos celulitis (nótese la ironía). Me pregunto cómo es posible que estos anuncios que fomentan tanto los estereotipos de géneros siguen viéndose en el siglo XXI.

El Reino Unido ha hecho algo coherente: a partir de 2018 prohibirá este tipo de anuncios sin sentido y que tanto mal hacen a la sociedad. Todavía hoy, hay personas que no se extrañan de ver únicamente a mujeres anunciando productos de limpieza o para el hogar. En el siglo en el que vivimos todavía hay gente que cree que un hombre no puede encargarse de la casa y que una mujer no puede arreglar un coche. Pero esa mentalidad no viene de los anuncios que fomentan los estereotipos de género.

¿Y por qué España no prohibe los anuncios que fomentan los estereotipos de género?

Pues no tengo ni la más mínima idea. A decir verdad, no creo que esté ni en la lista de “cosas pendientes” de las autoridades. Pero, ¿desde cuando llevamos viendo anuncios de este tipo? Yo creo que desde siempre. Y lo peor de todo es que parece ser que nunca se ha hecho nada para solucionarlo (y dudo que se haga alguna vez). Me parece vergonzoso que todavía hoy se siga utilizando solo a mujeres como icono de pérdida de peso y productos de limpieza (por ejemplo).

Pero me parece igual de mal que los creativos publicitarios utilicen en su mayoría a hombres para sus anuncios de construcción, mecánica o arreglos varios (por ejemplo). Sobra decir que en prácticamente todos los casos, los caballeros simbolizan el poder y la fuerza y la mujer la sumisión y la superficialidad. Pero, ¿los hombres no pueden preocuparse por su peso? ¿Y está mal visto que al género masculino le guste encargarse de la casa y mantenerla en orden? Pues desgraciadamente sí.

Para mí, no hay que centrarse únicamente en los anuncios

Está claro que los anuncios que fomentan los estereotipos de género no deberían aparecer en ningún medio. Sin embargo, yo creo que el problema no se encuentra en su totalidad ahí si no en la sociedad. Hay personas que piensan que los hombres que cocinan y que usan productos de belleza son ridículos y menos masculinos. Y hay hombres que se sienten increíblemente cohibidos de ser ellos mismos por miedo a lo que digan los demás.

Evidentemente, también pasa eso con las mujeres. Todavía hay gente que mira mal a chicas a las que les gustan las motos, los coches y hobbies que según muchos de ellos “son solo para hombres”. A esto es a lo que me refiero. Creo que no tendríamos que centrarnos simplemente en los anuncios que fomentan los estereotipos de género. Lamentablemente, la sociedad es la primera que tiene prejuicios de género sin ver esos anuncios. Y eso es lo que habría que cambiar.

A los niños coches y superhéroes y a las niñas muñecas y vestidos

Os voy a contar algo que me pasó hace poco más de un mes. Una amiga y yo fuimos a comprar el regalo de cumpleaños de su primo pequeño. Ella lo tenía claro. Cogió de las estanterías una Barbie y un montón de vestidos. Cuando llegamos a la caja, la mujer que no estaba cobrando dijo: “espero que la niña disfrute mucho de la Barbie. Yo lo hacía mucho cuando era pequeña”. Cabe destacar que la mujer no llegaba a los cuarenta años (por si estáis pensando en su edad).

Cuando mi amiga y yo le dijimos que era para un niño, la mujer nos miró horrorizada y contestó: “¡pero si los niños nunca han jugado con muñecas, por dios”. En ese momento, dejamos todos los juguetes que íbamos a comprar en la caja y nos fuimos. Siempre he defendido una infancia libre. Y con esto quiero decir que los niños sean los que elijan con lo que mejor se lo pasen. Si hay niñas apasionadas por las muñecas y los vestidos, genial. Si hay niños emocionados por los coches y las construcciones, genial.

Pero también genial por las niñas ilusionadas de los Lego, de los superhéroes y de las construcciones. Y también genial por los niños que se lo pasan estupendamente probándose vestidos de Elsa de Frozen y disfrutan al máximo de vestir y peinar a sus muñecas. Cuando yo era pequeña, siempre veía a niñas anunciando Barbies y cocinitas y a niños jugando con coches y construcciones en la tele. Obviamente, en ese momento no le di mayor importancia. Hasta que creces y te das cuenta que incluso desde la infancia están condicionando a los más pequeños.

Por una sociedad libre de prejuicios de estereotipos de género

Lo más fácil sería vivir en armonía, con respeto y sin prejuicios. Lo más sencillo sería seguir la filosofía de “vive y deja vivir”. Y lo más beneficioso sería que dejáramos las críticas y las acusaciones a un lado. Los anuncios publicitarios no deberían estar condicionados por el género. Y ojalá que los creativos que los hacen se dieran cuenta pronto. Pensamientos del tipo “un anuncio de pérdida de peso vende más con una mujer como marca” no ayudan. Y tampoco avanzaremos si hay gente que ve mal que un hombre se quede en casa cuidando de los niños y la casa y que la mujer sea quién trabaje.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *