Aperitivos fáciles para preparar con niños

En las ocasiones en las que recibimos invitados en casa, solemos buscar recetas con las que deleitar a nuestros amigos y familiares. Pero generalmente, olvidamos preparar cosas especialmente dedicadas a los niños. Los pequeños también se merecen tener unos aperitivos adecuados a su edad. Si además les propones que los preparen contigo, los niños lo agradecerán ya que suelen disfrutar en la cocina con los mayores.

A casi todos los niños les gusta trastear en la cocina, por lo que solo necesitas algunas ideas sencillas y poco elaboradas, para que los pequeños de la casa se puedan involucrar en esas ocasiones especiales. Hoy os propongo estas recetas muy sencillas, para preparar aperitivos con los niños. Todas ellas perfectas para que las tomen los invitados más pequeños, pero también para compartir con los adultos.

Puedes cambiar los ingredientes en función de vuestros gustos, estas son solo unas muestras para orientarte. Una vez que tengas la idea, puedes añadirle tu toque. La cuestión es que los niños puedan prepararlo y que sea adecuado para que lo puedan tomar. Así que prepara un espacio donde cocinar con los niños, un buen lavado de manos y a comenzar.

Rollitos de tortilla

Estos entremeses son muy fáciles de preparar y se pueden rellenar con infinitas posibilidades. Primero tienes que hacer varias tortillas a la francesa, es preferible que las hagas de un huevo cada una para que queden bastante delgadas. Cuando estén frías, prepara los ingredientes para el relleno, así los niños lo tendrán todo a mano y podrán encargarse de rellenarlos. Lo más sencillo es un relleno de jamón cocido y queso, pero como ves, también puedes utilizar algunas verduras, como espinacas mezcladas con queso curado.

Colocad sobre las tortillas el relleno elegido, enrollad la tortilla y sujetad con unos palillos para que no se suelten. Después, coloca sobre una bandeja de horno e introduce unos minutos hasta que el queso coja temperatura. Un par de minutos será suficiente. Cuando ya esté templado, corta los rollos de tortilla en porciones de unos 3 o 4 centímetros.

Utiliza palillos largos especiales para pinchos, corta a la mitad para que no queden excesivamente largos. Puedes servir estos rollitos en frío, pero si lo deseas, también puedes servirlos templados, solo tendrás que poner en el horno unos minutos a temperatura baja.

Brochetas de salchichas

Estos pinchos de salchicha son muy fáciles de hacer, por lo que los niños podrán prepararlos sin problema. Extiende sobre una superficie limpia y seca una hoja de hojaldre, corta en rectángulos del mismo tamaño. Llega el momento de trabajar para los niños, ellos tendrán que colocar una salchicha tipo frankfurt en cada porción de hojaldre. Después, enrollar sobre si y terminar pintado con huevo batido, para que se queden fijos los extremos y el hojaldre tome ese color dorado.

Introducir al horno unos minutos, hasta que el hojaldre esté cocinado, con cuidado de que no se queme demasiado. Después, dejar enfriar antes de cortar. Cuando adquieran buena temperatura, cortar porciones de unos 2 centímetros. Llega el momento de hacer las brochetas, esto también lo pueden hacer los pequeños. Con cuidado para no pincharse, colocar 3 o 4 rollitos según el tamaño del palillo.

Crepes dulces y salados

Con una sencilla masa para crepes, puedes preparar diferentes tipos de rollitos dulces y salados. Prepara varios crepes que queden delgados. Puedes rellenar con jamón cocido y queso como en la imagen, solo tendrás que pasar unos minutos por el horno a una temperatura media, para que se funda el queso.

También puedes servir unas brochetas frías, esta vez rellena los crepes con queso para untar y trocitos de fresa. Enrollar con cuidado y colocar en el pincho enseguida, atravesando la unión para que no se deshagan. Coloca directamente en la fuente donde los vayas a servir. Decora con unas fresas y con unas hojas de menta.

Paninis caseros

Preparar paninis caseros es una alternativa sencilla para tener un aperitivo en pocos minutos, e incluso para servirlo como cena de los más pequeños. Para hacerlos, puedes utilizar pan tipo baguette ya que es más delgado y tiene menos miga. Si es para niños muy pequeños, también puedes usar pan tipo vienas, ya que tienen la corteza blanda.

Los ingredientes los pueden elegir los pequeños, solo tenéis que untar un poco de salsa de tomate en el pan, añadir queso al gusto y los ingredientes elegidos. Podéis hacer distintos paninis y cortarlos en pequeñas porciones, así podréis compartirlos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.