Aprender a controlarse en un niño

Sobre el año, el niño, deja de ser un bebé, comienza su etapa de niñez. Es entonces cuando ocurren los problemas de querer quitar los juguetes a los demás, gritar, morder, pelear… reacciones que realiza de forma impulsiva, formas de expresar aquello que desean, pero estas reacciones, se le han de enseñar a controlar.

Cuando un niño molestas, es porque no conoce las consecuencias de sus actos y lo expresa a su forma, por ello, agrede al resto de sus compañeros, incluso a los adultos. Esto sucede cuando ocurren las siguientes situaciones:

-desean algo que otro tiene

-quieren jugar y no saben como llamar la atención para comunicarlo, pues la frustración, les hace reaccionar con agresión

-quieren defenderse

-simplemente curiosidad para comprobar qué sucede

Dese pequeños, los niños, han de tener límites. Cuando comienzan a desenvolverse solos, han de comprender qué cosas no deben hacerse. Nunca han de hacer todo lo que quieran si esto está mal hecho, pues son muy pequeños todavía y hay que enseñarles repetidas veces lo que es más conveniente.

Los límites son beneficiosos, no hemos de pensar que somos dictadores, sino educadores. Si el niño llora porque no está dispuesto a aceptar el límite, esto es normal, pues va en contra de sus sentimientos, pero se le ha de enseñar que esos sentimientos no se deshacen con malas intenciones como pegar, insultar… sino que hay que aceptarlos, aunque en su interior haya rencor, algo natural en el ser humano. La mejor enseñanza, es el ejemplo de los adultos.

Mas información – Qué hacer ante la rabieta de un bebé

Fuente – Crianza natural


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *