Aprender a escribir en los niños: juegos divertidos

El aprendizaje de la escritura en niños es algo que se va consiguiendo de forma paulatina, desde los 3-4 años hasta los 6 años, aunque la edad no es el único determinante para aprender a escribir. También es necesario un desarrollo de la lengua, del pensamiento y psicomotriz para poder escribir. Gracias al juego los niños se van familiarizándose con las destrezas necesarias para poder escribir de forma lúdica. Veamos unos juegos divertidos para aprender a escribir en los niños.

Cada niño es un mundo

A la hora de pensar en el aprendizaje de la escritura en niños debemos tener en cuenta que cada niño tiene un desarrollo diferente. No podemos usar ni el mismo ritmo ni las mismas expectativas con niños de la misma edad, por que como vimos antes están involucradas otras capacidades y destrezas que no se alcanzan a la vez.

Lo primero que se necesita para aprender a escribir es la motricidad fina, es decir la precisión en los movimientos con la mano y los dedos para sujetar con precisión el lápiz, tizas, ceras…aquello que se utilice para escribir. Es una habilidad que se va desarrollando progresivamente y que poco a poco el niño tendrá más precisión. También es necesario adquirir conciencia fonológica (asociar sonidos con las letras). No conviene presionarlos ni forzarlos. Los niños necesitan divertirse, sorprenderse y emocionarse para aprender. Debemos respetar sus ritmos de aprendizaje.

Para realizar estos juegos escoge un ambiente tranquilo y relajado. Un lugar donde no haya interferencias (si hay televisión apagarla así como otros dispositivos electrónicos que puedan distraerlo) y esté en una buena postura corporal. Un lugar de trabajo con buena iluminación donde tenga todo a mano. Puedes poner un abecedario en un lugar visible ya que también le ayudará. Veamos unos juegos divertidos para aprender a escribir en los niños.

Juegos divertidos para aprender a escribir en los niños

  • Plastilina. Para aprender a escribir primero tenemos que aprender a identificar las palabras. Los niños disfrutan jugando con la plastilina. Podemos usarla para que vaya moldeando las letras que le vayas sugiriendo. Puedes empezar por las más fáciles (las vocales) y luego seguir con el resto de consonantes.
  • Figuras con el cuerpo. Similar al anterior pero en este caso tienen que hacer las letras sugeridas con su propio cuerpo. Cuando lo hagan puedes sacarle una foto para que vean si el resultado final se parece a la letra.
  • Pizarra magnética. Estas pizarras están muy bien para trabajar la escritura y la comprensión de palabras. Para jugar con ella podemos escribir varias palabras en trozos de papel que les falte una letra. El niño deberá escoger un papel y poner la palabra incompleta en la pizarra magnética y tratar de completar la palabra.
  • Letras en la mesa de luz. Las mesas de luz son un recurso educativo que está muy de moda últimamente. Se trata de una superficie luminosa que permite a los niños explorar sus sentidos. Para usarla con este fin podemos poner en la mesa de luz arena, pasta de sopa o sal para que el niño pueda escribir las letras sobre ella. Puede usar sus propios dedos o usar un palillo chino.
  • Busca y encuentra. Un juego que consiste en buscar objetos que empiecen por las letras del abecedario. Además de pasar un rato divertido en familia, ayuda a los niños a mejorar su conciencia fonológica.
  • Dibujos. Los niños disfrutan dibujando. Podemos sugerirles una letra del abecedario y que ellos dibujen algo que crean que está relacionado con esa letra o que tengan una forma similar. Al dibujar se mejora su motricidad fina y a la vez se van fijando en las letras, en su sonido, en cómo se escribe y en las palabras que la contienen. Un juego completo para aprender jugando.

Porque recuerda… aprender a escribir es un momento mágico donde el mundo de las letras va cobrando sentido. Disfruta de ese momento con tu hijo.


Sé el primero en comentar