Aprender a organizar

¡Dios mío que desastre de habitación! Esta es la frase que casi todas las madres usan al entrar en el dormitorio de cualquier niño.

Para evitar esto, es mejor darle la facilidad de conseguir el orden desde pequeños.

Juegos, libros juguetes… todos los complementos que pueden darse lugar en este espacio de la casa pueden estar perfectamente organizados con un poco de idea y decoración.

Para ello, tenemos en el mercado cubetas para guardar objetos que podemos colocarles por colores para cada elemento, por ejemplo, el rojo para los lápices, el azul para los peluches, el amarillo para los cuentos… estas cubetas, pueden ir ubicadas en un pequeño mueble con estantes que formará parte de la decoración del dormitorio. Cuando están colocadas en su lugar, una forma de motivar a la organización, es que puedan formar una pizarra para dibujar. En los lados de estas puede haber unas pequeñas pizarras que al ponerlas juntas formarán un pequeño lugar de trabajo. Podemos aprovechar las pizarras para que él mismo escriba los utensilios que hay en cada una de ellas.

Los organizadores son otra buena elección para ayudar a organizar las cosas al pequeño. Estos son a forma de pequeño estante (con alguna forma de su personaje favorito) con separadores o cajones, de esta forma aprende a ordenar por formas y tamaños. Un perfecto aliado para esta operación.

La ropa la podemos organizar con percheros, para que el armario no se le convierta en algo pesado con el que cumplir. Los percheros a su medida son muy simpáticos, los cuales, incluyen perchas muy atractivas y divertidas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *