Aprender de las consecuencias es la mejor forma de corregirlos

Si quieres que tus hijos aprendan a comportarse bien es necesario que aprendan que las consecuencias son las mejores maestras. Las consecuencias pueden ser decididas por los padres en la educación de los hijos o también, consecuencias naturales.

Las consecuencias naturales es lo que ocurre de manera natural y sin forzar tras el comportamiento negativo.

El control de las rabietas

Si tu hijo tiene una rabieta porque no le has comprado caramelos, le puedes decir que por su comportamiento negativo se ha quedado sin caramelos. O si tira un puzzle al suelo porque no le salía bien, una consecuencia es que tendrá que recogerlo todo él mismo.

En cambio, si tu hijo tiene una rabieta y consigue lo que quiere, lo que aprende es que cuanto más grande es la rabieta más grande es la recompensa… Y por tanto, es un aprendizaje erróneo que te puede traer grandes problemas.

Soluciones ante el comportamiento negativo

Si necesitas una solución para un comportamiento negativo de tus hijos, deberás tener un as en la manga. Si por ejemplo tu hijo lanza una bolsa del supermercado porque no quieres comprarla, tendrás que decirle que la recoja, que la ponga en su sitio y después tener una charla con él. Si no recoge la bolsa porque está enfadado, deberás tener una consecuencia inmediata, como por ejemplo, que al llegar a casa se quedará sin su programa preferido.

Para evitar que esto ocurra la próxima vez, deberás avisar a tu hijo que si tiene este tipo de comportamientos en lugares públicos, se quedará sin su programa favorito. Así, tu hijo tendrá la oportunidad de pensar en cómo debe ser su comportamiento para poder evitar la consecuencia negativa en caso de que tenga una rabieta.

Cuando cumplas la consecuencia siempre que tenga una rabieta, aprenderá rápidamente a que sus acciones tienen consecuencias, porque seguirás cumpliendo con tu palabra. Las palabras tienen el poder de convertirte en un padre en el que tu hijo pueda confiar y que esta confianza sea positiva durante toda su infancia.


Categorías

Consejos, Familia

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.