Aprender sin asignaturas: ¿realmente posible en España?

aprendersinasignaturas1

Llevo planteándome esa pregunta desde hace bastante tiempo. ¿De verdad es posible aprender sin asignaturas en España con nuestro “magnífico” sistema educativo? En mi respuesta entran los ya famosos “querer es poder” y “poder es querer”. ¿A qué me refiero con esto? Pues que ya hay algunos centros educativos españoles que se han lanzado a aplicar el aprendizaje cooperativo, el trabajo por proyectos y el aprendizaje basado en juegos. ¿Por qué no todos los demás se han puesto a trabajar en nuevo concepto de educación?

Por ejemplo, los centros educativos jesuitas y algunos institutos públicos de Cataluña ya saben muy bien qué es eso de aprender sin asignaturas, sin horarios y sin exámenes (esas pruebas que tanto agobio y nervios provocan a los estudiantes). Sus colegios se renovaron por completo y los alumnos pasaron a ser los protagonistas del proceso de aprendizaje siendo los docentes guías, diseñadores de situaciones didácticas y los que estimulan esas ganas de aprender.

Los expertos en educación no paran de repetirnos que los exámenes y las asignaturas como tal van a terminar desapareciendo, que no evalúan de forma íntegra a los estudiantes y que no sirven nada más que para calificar a los alumnos y poner un número en el boletín final de notas. También nos hablan de que en muchos centros dejan apartado el lado emocional, personal y social de los estudiantes cuando se ha comprobado que la felicidad, el estado de ánimo y la motivación influyen directamente en la manera de aprender.

Enseñar a pensar, enseñar a ser personas y educar para la vida no es algo que lleven a cabo todos los centros educativos y eso también entra en la formación total de los estudiantes. Personalmente, si echo la vista hacia atrás, me doy cuenta de que la educación no ha cambiado mucho. La mayoría de los alumnos siguen acudiendo a los centros educativos para sentarse en las sillas, copiar en el cuaderno lo que va diciendo el profesor y para anotar los deberes que hay que hacer para casa. Es parecido a lo que hacía yo cuando estudiaba educación primaria o educación secundaria.

aprendersinasignaturas2

Aprender sin asignaturas es muy posible. Pero que sea posible no quiere decir que sea sencillo y un camino de rosas. Eliminar las materias, los exámenes y esa sumisión educativa que reina en bastantes centros educativos sería desmarcarse mucho del sistema educativo actual que tiene España. Significaría renovar todas las metodologías que no se adaptan a las necesidades de los alumnos. Y significaría dar importancia a aspectos como: trabajar en equipo, ayudar a los demás, la empatía, una comunicación asertiva y poder debatir libremente en las aulas.

Pero, ¿qué haría falta para llevar a cabo esa revolución educativa? Desde mi opinión tienen que ocurrir dos cosas fundamentales: que la sociedad deje de ver la educación como algo autoritario, inflexible y hermético y que el personal docente y directivo tenga ganas suficientes, motivación e ilusión de formar parte del cambio. La gran mayoría de nosotros sabemos y somos conscientes de que la educación que tenemos ahora no está funcionando: estudiantes desmotivados, desilusionados, sin ganas de aprender y docentes estresados, poco valorados y con una autoestima baja en relación a su trabajo.

aprendersinasignaturas3

Sabemos que los resultados de los centros educativos que han eliminado las asignaturas y los exámenes son excelentes. Sabemos que los estudiantes de esta manera están más motivados, trabajan más equipo, ayudan más a los demás y se sienten libres de expresar sus opiniones y emociones respetando las de los demás. Sabemos que el trabajo por proyectos es un desafío para los estudiantes y que de esa forma son los protagonistas del aprendizaje al tener que investigar, preguntar y conectar con los demás para hacer la tarea.

Os vuelvo a proponer la misma pregunta que al principio: ¿por qué no todos los centros se suman al cambio? Aprender sin asignaturas no es una idea tan disparatada, creedme. 


Categorías

Aprendizaje

Mel Elices

Mi pasión por la educación me llevó a estudiar en primer lugar Educación Infantil y después la carrera de Pedagogía. Y mi curiosidad (hasta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *