Atar cordones: trucos y juegos para hacerlo más fácil

Aprender a atar cordones en la infancia

La vida de los niños está llena de retos, cada día supone una nueva lección que tienen que aprender con mucho esfuerzo. Por ello, siempre es importante buscar la forma más fácil y divertida para que los niños, aprendan mientras juegan y se divierten. Aprender a atar los cordones es una tarea por la que todos tuvimos que sufrir, para algunos niños es más fácil pero para la gran mayoría, suele ser algo complicado.

Hacia los 5 o los 6 años aproximadamente, los niños adquieren la suficiente habilidad y coordinación, como para realizar funciones tan importantes como atarse los cordones. A continuación encontrarás algunos trucos y juegos que podrás utilizar para enseñarles a tus hijos a atar cordones, siempre desde el juego y sobre todo, con mucha paciencia.

Un juego casero para practicar

Juego casero para aprender a atar cordones

Imagen: Ya estoy en primero

En el mercado puedes adquirir juguetes similares para enseñar a los niños a atar cordones, pero también lo puedes hacer en casa con la ayuda de tus pequeños. Así, además de encontrar una técnica muy divertida para aprender esta función, podrás pasar un rato divertido haciendo manualidades.

Hacer este juguete en casa es muy sencillo, tan solo necesitas un cartón de buen grosor para que no se rompa demasiado pronto. Puedes utilizar unas zapatillas para dibujar la silueta sobre el cartón, pero procura que quede algo más grande de lo normal para que sea más sencillo. Añade algunos toques a las zapatillas para que queden lo más realista posibles.

No te olvides de hacer los agujeros por donde hay que meter los cordones. Pinta la maqueta o deja que lo hagan los niños y una vez que esté seca, podrás enseñarles la técnica y ellos practicar todo lo que quieran.

La canción del conejito

Esta es una rima popular que hace referencia a la tradicional técnica del conejito, con la que muchos niños en el mundo han aprendido a atar cordones desde hace décadas. Cantarla con tus hijos les ayudará a memorizar los pasos que deben seguir, ya que el cerebro tiene mayor facilidad para aprender rimas. Para que la canción sea efectiva, no olvides seguir tú misma los pasos para que los peques vean lo que tienen que hacer.

La canción dice así:

Los cordones se sueltan,

si no los sabes atar,

te cuento un secretito,

y muy pronto aprenderás.

Tomando las dos puntas,

una cruz debes formar:

pasa una por la “cueva”

y ahora la estirarás.

Observa ¡Genial!

¡Se formó un nudo!

Llévalo hasta abajo

sin ningún apuro.

Toma un cordón,

forma una orejita,

el otro la abraza,

y se mete en la “cuevita”

Cuando ya estén,

las dos orejitas,

con un nudo en el medio,

¡quedarán más bonitas!

Es un juego entretenido,

lo tienes que practicar,

si tiras de las puntas,

se volverán a desatar.

Antes de empezar a practicar, aprender a mover los dedos

Una vez que se aprende, ya nunca se olvida, pero no es fácil adquirir la habilidad de atarse los cordones correctamente, sobre todo para los niños. Por lo que es muy importante armarse de paciencia, para que el niño pueda practicar y practicar sin llegar a la frustración. Si pierdes la paciencia y el niño lo nota, podría cogerle aversión y evitar este gesto tan común durante mucho tiempo.

Antes de aprender la técnica, los niños tienen que aprender a mover los dedos y a hacer el gesto de “pinza” que se utiliza para coger los cordones. Utiliza canciones populares para mover los dedos, como la canción “Yo tengo un tallarin”. Una divertida canción infantil que se acompaña de una coreografía a base de mover los dedos y las manos.

En el siguiente enlace podrás encontrar la canción y la coreografía, así podrás practicar con tus hijos a la vez que bailáis y cantáis.

Pronto tu pequeño o pequeña aprenderá a atar sus cordones y con ello, dará un paso más hacia su madurez. Disfruta de cada una de estas etapas y disfruta enseñando a tus hijos a ser personas autónomas e independientes.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.