Aunque hayan malos resultados académicos, siempre hay opciones

malas notas triste

Son muchos los padres que se han echado las manos a la cabeza después de la llegada de notas del primer trimestre a casa. Muchos niños y niñas han podido comprobar cómo la mala forma de estudiar o los malos hábitos pasan factura en un resultado académico poco exitoso. Incluso los padres por otro lado, han podido darse cuenta que en algunas ocasiones, una mala atención emocional también puede pasar factura en los resultados académicos… y es que si un niño no está bien emocionalmente, difícilmente podrá estar centrado en los estudios.

Cuando las notas son negativas pueden haber sentimientos de decepción, puesto que también existe un caos interno que no entiende cómo se ha llegado a ese resultado, o sí se entiende pero no se sabe qué se debe hacer para mejorar la situación que ha llevado a eso. Lo importante a realizar, aunque parezca difícil, es enfrentarse a lo que ocurre y buscar las mejores soluciones pertinentes, los padres deben ver qué es lo que ocurre y qué falla y los niños deberán poner de su parte encontrando la motivación.

Las decepciones deben ser el mejor impulso

Una decepción como unas malas notas no deben ser una forma de desmotivar a los niños ni mucho menos. Desde casa deberán tener las consecuencias negativas pactadas en caso de no haber realizado las tareas adecuadamente, pero al mismo tiempo esto deberá ser un catalizador para propulsar al niño o a la niña hacia una nueva dirección,  con determinación. Los padres deberán buscar la forma de encontrar soluciones junto con sus hijos y saber qué es lo que le ocurre a su hijo para que no haya podido sacar buenas notas.

malas notas

Posibles motivos de los malos resultados académicos

Desmotivación o apatía

Algunos de los motivos que pueden ocasionar que los niños y niñas saquen malas notas puede ser la desmotivación ante una enseñanza pasiva dónde ellos no tienen nada que ver con el aprendizaje… ¡cuándo realmente deben ser los protagonistas! Si desgraciadamente, la escuela donde acude tu hijo tiene una forma de enseñanza tradicional, una opción es buscar una nueva escuela adecuada a vuestros valores e intereses y otra opción, es motivarle desde casa para que pueda aprender los conocimientos que le exigen en la escuela.

Trastornos del aprendizaje

Otro motivo por el que un niño puede traer malas notas es porque tiene algún problema que deberá ser atendido y tratado por profesionales médicos y de educación. Por ejemplo, un niño puede tener problemas de visión, auditivos, puede tener algún tipo de trastorno del aprendizaje o déficit o quizá algún problema neurológico que deberá ser valorado y diagnosticado por los profesionales pertinentes.

Problemas emocionales

Pero quizá también, el niño o niña puede tener malas notas porque no está bien emocionalmente a causa de diversos motivos como quizá una mudanza, un cambio de escuela, el divorcio de sus padres, problemas en la escuela, malas relaciones con los compañeros, etc. En este caso es deber de los padres velar por sus hijos y atenderles emocionalmente para que puedan tener un bienestar emocional óptimo. En este sentido, resulta crucial que los padres puedan tener una buena comunicación con sus hijos, confianza y darles las herramientas que necesiten para abordar sus problemas emocionales.

malas notas adolescente

Apoya a tus hijos en tiempos difíciles

Cuando hay buenas notas y todo marcha bien parece que todo va encaminado hacia el éxito, pero cuando las cosas no van tan bien cómo se esperaba o realmente va mal… los padres deberán apoyar a sus hijos en estos tiempos difíciles. Los niños pueden estar enfrentándose a una serie de problemas y necesitarán la guía, el apoyo y todo el cariño de sus padres para poder tener el coraje suficiente de hacerle frente. Las luchas emocionales y la decepción a uno mismo es difícil de manejar sin un buen soporte emocional de las figuras de referencia, en este caso de los padres.

Buscar las opciones adecuadas

Es necesario que se busquen las opciones adecuadas dependiendo de las necesidades específicas de tu hijo y que nunca le hagas sentir incapaz ante un aprendizaje, por mucho que le cueste. Debe entender que la constancia y los errores serán sus mejores maestros y que gracias a su perseverancia podrá conseguir todo lo que quiera en la vida, pero que deberá quererlo.

Deberás ayudar a tu hijo decepcionado a ver los malos resultados con perspectiva, deberá verlo no como una derrota o como algo que ha hecho mal, sino como la oportunidad de hacer las cosas mejor y de superarse para el segundo trimestre, algo que sin duda le llenará de satisfacción personal. Dale opciones para que se dé cuenta de que puede lograrlo, que no está solo y que con su tenacidad y tu ayuda podrá conseguirlo. Puedes buscar la ayuda profesional que necesita como por ejemplo una ayuda psicopedagógica en el caso de necesitar orientación en el aprendizaje, ayuda psicológica en el caso de necesitar una guía emocional o para superar algún tipo de conflicto interno o quizá una ayuda médica si sus problemas están orientados más al ámbito de la salud.

Nunca le etiquetes negativamente

Es muy importante que nunca le etiquetes de forma negativa porque algo le ha salido mal. Si le dices cosas como: “¿Cómo vas a aprobar si eres tonto?”, o quizá: “Normal que suspendas, si no sabes hacer nada”, “Mira que eres mal estudiante”, “No merece la pena que te esfuerces, si no vas a conseguir nada”, etc. Este tipo de frases horribles estarán machando la autoestima de tu hijo y vetarán sus posibilidades de mejorar en el futuro. Todos los niños y niñas necesitan palabras de aliento, motivación y saber que los demás creen en ellos y en sus posibilidades, porque así, podrán empezar a darse cuenta de su potencial y se motivarán ellos mismos para conseguir mejores resultados.

Como ves, los resultados académicos negativos pueden ser por muchos motivos y es necesario buscar qué ocurre y encontrar las soluciones adecuadas a cada caso. Los niños (todos ellos) pueden ser capaces de lograr todo lo que se propongan, sólo necesitarán quererlo y tener a su lado a personas que crean en ellos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *