Ayuda a tu adolescente si tiene demasiadas actividades que hacer

Si tienes un hijo adolescente el cual tiene demasiadas actividades que hacer o comienza a tener demasiadas responsabilidades, esto no es bueno ni productivo para él/ella. Si tiene actividades o responsabilidades, está bien… pero tener demasiado no es bueno para nadie. Si tu hijo/a adolescente está demasiado ocupado no debes quedarte de brazos cruzados.

El primer paso es sentar a tu hijo adolescente para ver cómo se siente. ¡Podría haber un caso raro en el que tu adolescente simplemente quiera hacer todas las actividades! En otros casos, podría protestar por abandonar una actividad o dos, pero podría ser necesario reducir la velocidad para su bienestar. 

Tendréis que tomar la decisión ejecutiva de sacarle de una actividad de su elección, ¡siempre que no sea tarea o estudio! Siempre puede recuperarlo en el futuro si descubre que realmente le gusta y quiere volver a ello.

Es importante tener en cuenta que los años de la adolescencia son un momento vital para que tu hijo aprenda a administrar su tiempo. Si lo que quiere es encontrar tiempo para hacer todo, necesitará que ntervengas y le ayudes a decir no a ciertas actividades. Del mismo modo, tendrás que asegurarte de que no le presionas demasiado para que haga las cosas. No le vale la pena inscribirle en una escuela muy importante de idiomas si está tan agotado que no puede funcionar cuando llega allí.

Si tu adolescente realmente está luchando para hacer frente a las demandas de la vida habituales y normales para su edad, entonces lo ideal será buscar ayuda de un profesional. Ya sea que sea un perfeccionista, un procrastinador o un exagerado, un profesional de la salud mental puede ayudarle a desarrollar hábitos más saludables.

Finalmente, debes tener en cuenta que algunos adolescentes, al igual que muchos adultos, ven estar ocupado como un símbolo de estado o de necesidad social. Asegúrate de que tu hijo adolescente sepa que su autoestima no tiene que depender de lo ocupado que está o de cómo es su calendario social.


Sé el primero en comentar