Ayuda a tu hijo a que supere el bullying

El acoso escolar es un problema que ocurre con frecuencia en las escuelas de todo el mundo. Es un problema social que afecta a miles de niños en cada ciudad y es necesario que entre todos, se ponga freno a esta lacra. En los casos más particulares, es necesario comenzar desde casa. Si tu hijo ha sido víctima de acoso escolar o bullying, el camino hacia la recuperación puede ser más difícil de lo que te puedas imaginar.

Los efectos del acoso escolar pueden durar mucho tiempo en el corazón de la víctima, incluso después de que el acoso escolar haya acabado. Además, si no se aborda de inmediato, también puede generar problemas a los niños en el futuro. Existen algunas estrategias que merece la pena conocer para ayudar a tu hijo a que sea capaz de recuperarse del acoso escolar o bullying sin que tenga malas consecuencias en su vida.

Define su personalidad

Tu hijo no tiene que sentirse definido por el acoso escolar. Que le ocurra no tiene que marcar quién es o su personalidad. No debe permitir que defina quién es él como persona. Tu hijo deberá reconocer que los matones escogen portarse así de mal y él debe escoger que lo que los otros hagan no le afecte en absoluto. Tu hijo no merece ser intimidado.

Enseña a tu hijo a que las palabras hirientes le resbalen como piel de tobogán. Que las acciones dolorosas las deje en el pasado y que no marquen su futuro. Es importante que los niños reconozcan sus fortalezas y que las desarrollen. Debes asegurarte de que sepa que hay mucho en el mundo para él y que él puede ofrecer mucho a los demás.

Cambia su perspectiva

Tu hijo puede cambiar su forma de pensar. En ocasiones, los niños que han sufrido acoso sienten que esa intimidación consumen cada uno de sus pensamientos. Anima a tu hijo a que replantee su pensamiento y que cambien de perspectiva en cuanto al acoso escolar. El objetivo es que tu hijo centre sus pensamientos en cosas que tienen significado o sentido en su vida. Sus pensamientos no deben centrarse únicamente en el acoso que ha experimentado.

Si no sabes cómo ayudar a tu hijo en este aspecto, puedes contar la ayuda de un profesional de la psicología para trabajar a través de la terapia cognitivo conductual y ayudar a tu hijo a que sea capaz de redirigir sus procesos de pensamiento. Si tu hijo se siente culpable porque está siendo agredido en la escuela porque cree que de algún modo es culpa suya o porque no se siente capaz de cambiar la situación… Es necesario cambiar estos pensamientos negativos para empoderar la situación.

Tu hijo tendrá que descubrir sus fortalezas, darse cuenta por ejemplo de que es más fuerte de lo que pensaba, que es asertivo, que tiene empatía, que los mensajes negativos no le afectan porque tiene más fuerza interna de lo que creía, etc.

Que tenga el control

Tu hijo para que no sienta miedo debe sentir que tiene el control de la situación o al menos, que controla lo que siente acerca de lo que otros le intentan hacer sentir. Los sentimientos de impotencia son comunes en las víctimas de acoso escolar y estos sentimientos pueden perdurarles hasta la vida adulta… Con terribles consecuencias para su personalidad y evolución personal. Puede vivir su vida como una víctima perpetua, socavando relaciones que podrían ser sanas convirtiéndose en tóxicas.

Tu hijo debe darse cuenta de que, si bien no puede controlar lo que le sucedió, puede controlar su reacción. La recuperación comienza cuando puede tomar control de sus pensamientos, emociones y acciones y comenzar a tomar decisiones más saludables. Ayuda a tu hijo a identificar las cosas en su vida sobre las que tiene el control. Por ejemplo, puede elegir pensar en otra cosa que no sea la intimidación. O bien, puede elegir hacer algo para ayudar a otros en situaciones similares. El punto es que tu hijo aprenda a cómo identificar elecciones saludables y luego emplearlas en su vida.

Esto le ayudará a sentir el control en su vida y que sea menos probable que perdure el pensamiento de víctima en su vida. Cuando sienta que es capaz de hacer y tomar elecciones por su cuenta a pesar de vivir situaciones de acoso, será más capaz de salir del círculo vicioso. Cuando el acosador se dé cuenta de que sus acciones de intimidación no tienen tanto poder ni tampoco tiene control sobre la víctima, es probable que cese el acoso.

El crecimiento personal

Es necesario identificar las áreas en las que tu hijo puede crecer y sanarse. Por ejemplo, puedes descubrir que tu hijo necesita ayuda para desarrollar su autoestima o volverse más aservico. También quizá sea necesario trabajar el estrés o la ansiedad que siente por las situaciones de acoso escolar que vive. Es muy importante que estés atento/a como padre o madre a los pensamientos que tiene por si hay riesgo de depresión o pensamientos suicidas. El objetivo es identificar las áreas de vida de tu hijo en las que se debe mejorar.

Si es necesario, puedes trabajar este aspecto con un profesional por si necesitas orientación de algún tipo. De esta manera tus hijos podrán tener consciencia de tus pensamientos, de lo que sienten hacia otros y hacia sí mismos y sobre todo, aprenderán a tener control sobre sí mismos ante las situaciones que ellos no pueden controlar.

Acabar con el bullying

Como hemos comentado al principio de este artículo, acabar con el bullying es cosa de todos, por lo que es importante que como padre o madre seas consciente de que tú también tienes mucho que hacer.

Parte del proceso de curación de tu hijo para poder dejar atrás los sentimientos de dolor por culpa del bullying. Se necesita creatividad… para que el objetivo sea que tu hijo no permita que los pensamientos negativos invadan su mente.

Es primordial también que mientras se tienen en cuenta estas estrategias para superar el bullying se tomen medidas para que tu hijo se sienta protegido. Si es necesario cambiarle de escuela, habrá que hacerlo cuando las medidas tomadas no son suficientes.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos, Familia

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.