¿Cómo ayudan los grupos de lactancia a las mamás recientes?

Madre amamantando a niño

La lactancia materna puede ser todo un reto para las madres recientes. Una madre que quiere y puede ofrecer lactancia materna a su bebé escuchará toda clase de consejos y también, se dará cuenta de que aunque es lo más natural del mundo, no es para nada fácil y en muchas ocasiones, también es muy doloroso. Por esto, muchas madres recientes prefieren acudir a los grupos de apoyo de lactancia materna, porque de esta manera se sienten respaldadas y además, obtendrán consejos adecuados a su situación concreta.

La leche materna contiene el equilibrio adecuado de nutrientes para tu bebé. La leche materna es más fácil de digerir que la fórmula comercial y los anticuerpos en la leche materna aumentan el sistema inmunológico de tu bebé. La lactancia podría incluso ayudarte a perder peso después de que nazca el bebé y a tu bebé a cogerlo acorde a sus características. Por si fuese poco, la lactancia materna también potencia el vínculo emocional entre la madre y el bebé.

Pero aunque suene todo tan bonito, no siempre es fácil y muchas madres recientes deben acudir a grupos de apoyo de lactancia materna para poder encontrar soluciones a todos los desafíos que representa. Pero, ¿para qué sirven los grupos de apoyo de lactancia materna? ¿Qué puede encontrar una madre reciente en ellos?

La ayuda de los grupos de apoyo de lactancia materna en madres recientes

Respuesta a todas las dudas

Cuando se empieza con la lactancia materna se tienen una infinidad de dudas: ¿Lo estaré haciendo bien? ¿Tengo bastante leche? ¿Cómo sé si mi bebé está bien alimentado? ¿Si me saco la leche del pecho es bueno o perjudicial para el bebé? ¿Pierde las propiedades mi leche si la pongo en biberón? ¿La posición del bebé es la adecuada para amamantar correctamente? ¿Por qué me duelen los pechos? ¿Cuánto tiempo tiene que estar el bebé en cada pecho? ¿Puedo dar el pecho a mi bebé si tengo los pezones agrietados y con sangre? ¿Puedo dar el pecho a mi bebé y a mi hijo pequeño al mismo tiempo?

Como ves, son muchas las preguntas que pueden pasar por la cabeza de una madre reciente cuando está dando el pecho a su bebé y si no tiene a nadie experto a quién consultarlas, es posible que cuando encuentre dificultades o vea que duele demasiado y que no hay remedio para tanto dolor, deje la lactancia materna pensando que no es para ella. Pero, aunque dar el pecho o no a un bebé es una decisión personal y totalmente respetable ya que es algo muy íntimo, si quieres dar el pecho y tienes dificultades puedes buscar apoyo antes de tirar la toalla.

Conocer a otras madres en la misma situación

Cuando una madre reciente se encuentra obstáculos o dificultades en la lactancia materna, es probable que piense que no merece la pena seguir o que quizá ella es la que lo esté haciendo mal. Pero nadie hace nada mal, solo se necesita pasar el período de adaptación para que una madre sepa cuáles son las mejores posturas para amamantar y el bebé aprenda a agarrarse bien al pezón de la madre. Si tienes leche suficiente, al final todo saldrá bien.

Cuando se acude a un grupo de lactancia materna las madres pueden conocer a otras madres que están en la misma situación que ella, es decir, que se encuentran con las mismas dificultades. Esto hará que que se sientan comprendidas y apoyadas en todo momento. Así, podrán encontrar soluciones a sus dificultades y conocer otras estrategias de madres que quizá hayan pasado por su misma situación en otro momento y que encontraron solución.

La ONU llama a detener la comercialización engañosa de sustitutos de la leche materna

Conocer a personas que apoyan la lactancia materna

Son muchas las mujeres que apoyan la lactancia materna pero no todas se sienten comprendidas, sobre todo cuando tienen que dar el pecho en público. Muchas madres que están a favor de la lactancia materna quedan en parques o lugares públicos para dar el pecho y reivindicar de algún modo que la lactancia materna es natural y que la sociedad no debería alarmarse por ver un pecho amamantando a un bebé… Y que no tienen por qué esconderse para alimentar a sus pequeños.

Encontrar apoyo emocional

Además de los posibles malestares físicos que ocasiona la lactancia materna, también pueden haber otros factores emocionales que hagan que la lactancia materna se convierta en un todo un reto o una cuesta hacia arriba para muchas madres recientes. El no dormir bien por las noches, el despertarse a cada dos horas para alimentar al bebé, el que la leche materna se digiera antes que la leche de fórmula y el bebé tarde menos en querer comer, que dar el pecho se alargue hasta dos horas, el sentimiento de estar ‘atada’ al bebé durante todo el día, la imposibilidad de realizar otras tareas o de trabajar por dar prioridad a la lactancia materna, la posible depresión postparto…

Son muchos los factores que puede afectar a la salud emocional de una madre reciente y que pueden hacer que quiera tirar la toalla antes de tiempo en cuanto a la lactancia materna. Muchas madres se piensan que se sienten mal por culpa de la lactancia materna y en muchas ocasiones son otros factores los que les están afectando. En los grupos de apoyo de lactancia materna también les podrán ayudar emocionalmente para que se den cuenta de cuál es el motivo real que les hace estar mal emocionalmente y así, poder buscar las soluciones más adecuadas en cada caso.

Si eres una madre reciente y crees que ofrecer lactancia materna a tu bebé es demasiado complicado o solo encuentras obstáculos y problemas, entonces ha llegado el momento de que te plantees acudir a un grupo de apoyo de lactancia materna. En tu localidad seguro que encontrarás grupos de apoyo para poder unirte y acudir de forma espontánea o periódica. Si vives en algún lugar donde no hay grupos de apoyo, en Internet seguro que encontrarás foros o comunidades de lactancia materna donde podrás tener gran apoyo, aunque sea virtual.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *