Ayudando al bebé a caminar

Ayudando al bebé a caminar

Los primeros pasos de un bebé, son muy importantes, para ello, se necesita motivarle. El bebé, se puede desarrollar perfectamente por si solo, pero si cuenta con la ayuda de los adultos en este sentido, se le apoya de manera incondicional, se incrementa, intensifica y saca mayor provecho a sus experiencias.

Las precauciones en esta etapa, también han de ser máximas, pues ya no quiere estar en el coche, sino caminando sin parar ni un momento, agarrarse a los muebles… él todavía no distingue los peligros, por lo que la supervisión del adulto, ha de ser constante. En casa, las puertas, bordes de las mesas, adornos, dormitorios, baños, cocina, enchufes, jardín, productos y artículos tóxicos… han de tener extrema seguridad. En la calle, siempre ha de ir de la mano, sobre todo, en las calles donde hay mucho tránsito tanto de personas como de tráfico.

Para estimular al niño, el apoyo moral es muy importante, tanto o igual como el físico. El niño ha de caminar solo, nunca obligarle. Cuando realice unos pasitos por sí solo, se le ha de aplaudir y felicitar. Un gran abrazo no tiene precio.

Cualquier juego de acción es muy estimulante, por ejemplo, montarse en el columpio, bajar por el tobogán… al principio hay que ayudarle, pero en cuanto sea capaz de realizarlo por sí solo, se le ha de dar confianza en sí mismo y hacia su psicomotricidad.

Para comenzar a caminar, los primeros pasos, se consiguen mostrándole juguetes llamativos. Algunos niños optan por gatear, pero se le puede alzar el juguete para que se estire y trate de alcanzarlo.

Fuente – madres hoy


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *