Ayudar a los niños a comprender las emociones es clave para su desarrollo

Ayudar a los niños a comprender las emociones es clave para su desarrollo

Ayudar a los niños a comprender las emociones pueden reducir problemas de comportamiento más adelante, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Michigan (EE.UU.).

El estudio, publicado en el  Journal of Developmental and Behavioral Pediatrics podría ayudar a los más necesitados, según los autores. Durante el estudio, los niños con mayor riesgo, especialmente aquellas con más problemas de conducta y pertenecientes a familias desfavorecidas, fueron los que más se beneficiaron cuando aprendieron sobre las emociones con sus madres. 

“Nuestros resultados ofrecen la promesa de una estrategia de crianza rentable práctica para apoyar el desarrollo social y emocional de los niños en situación de riesgo y reducir los problemas de comportamiento”, dijo Holly Brophy-Herb, profesor del desarrollo del niño e investigador principal del estudio.

La investigación, que forma parte de un estudio más amplio, involucró a 89 niños de edades comprendidas entre los 18 meses y los 2 años de familias de bajos ingresos. Se pidió a las madres que miraran un libro sin texto con sus hijos. El libro incluía muchos matices emocionales, como ilustraciones que representaban a una niña que perdió y encontró una mascota.

Los investigadores se centraron en las madres como emoción puente con el niño. Eso implicaba que la madres no sólo etiquetaban  la emoción (por ejemplo, triste), sino que también ponían la situación en contexto (por ejemplo, está triste porque perdió su pájaro) y después hablaban de ello con el niño recordando una situación vivida (por ejemplo, ¿recuerdas cuándo perdiste tu oso y estabas triste?).

Durante una visita de seguimiento con las familias, unos siete meses después, los investigadores encontraron menos problemas de comportamiento en los niños de alto riesgo. Según los investigadores, esto podría ser debido a que la emoción puente actúa como una herramienta a través de la cual los niños pueden comenzar a aprender acerca de sus emociones y poco a poco aprender palabras sencillas para expresar emociones, necesidades y deseos, en lugar de actuar físicamente.

Los investigadores también sugirieron que ayudar a los niños a entender la emoción debe ser una estrategia a largo plazo. Los padres pueden hablar con sus hijos acerca de la emoción casi en cualquier momento. “Con el tiempo, estos mini-conversaciones se traducen en un rico acervo de experiencias para el niño.”

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *