Cómo ayudar a un adolescente estresado y con ansiedad

Muchos adolescentes están estresados y ansiosos y la gran mayoría no saben por qué ni qué les está ocurriendo. En muchas ocasiones esto ocurre porque no son capaces de reconocer sus emociones. En su infancia no se trabajó la Inteligencia Emocional y por eso, no saben qué les ocurre ni qué hacer para sentirse mejor. Si esto es así es importante ayudar a un adolescente que se siente estresado y con ansiedad a manejar bien sus emociones.

Estar ansioso y deprimido es una parte de la vida de cada adolescente y también de cualquier persona. Es importante tomarse el tiempo suficiente para escuchar a los hijos adolescentes y averiguar por qué se sienten de ese modo, hacerles entender por qué están así y sobre todo, guiarles para averiguar cuáles son las mejores soluciones o las más útiles que necesitan llevar a cabo para sentirse mejor.

Las emociones en la adolescencia

Los años de la adolescencia pueden ser muy duros, están marcados con cambios físicos y emocionales, nuevas opciones y responsabilidades, y la evolución de las relaciones con las personas que nos rodean. Pero las hormonas no son lo único que preocupa a los adolescentes. Los jóvenes muestran cada vez más su incapacidad general para identificar la fuente de su angustia y dolor. Estos resultados tienen implicaciones serias para su desarrollo emocional, ya que saber qué es lo que nos hace sentir mal es imprescindible para poder buscar las soluciones pertinentes.

El aumento del ritmo de vida crea más estrés para los adolescentes y les hace tener menos tiempo para hacer frente a los posibles obstáculos. La tecnología ha proporcionado valiosas herramientas para recopilar información y conectarse, pero a expensas de otra conexión importante: la conexión con la familia. La conexión familiar y la guía de los padres es fundamental para que los hijos sean capaces de afrontar la vida real. 

Muchos adolescentes y padres han sido capaces de navegar por este terreno fangoso mediante el ajuste de horarios y la conexión emocional de formas únicas dependiendo de cada familia, pero los adolescentes que están predispuestos a la ansiedad y a los problemas de salud mental están luchando más que nunca para sentirse mejor, pero sin saber cómo hacerlo, solo se sentirán peor una y otra vez.

Los adolescentes encuentran su propósito a través de las relaciones

Los adolescentes, cuando se sienten menos conectados con sus familias y con sus compañeros o amigos (lo cual tiende a suceder a menudo en nuestro mundo cada vez más ocupado), sus problemas de salud mental se exacerban y empiezan a ser un grave problema.

Para hacer las cosas más difíciles a los adolescentes, el mundo sigue moviéndose rápidamente alrededor de ellos y son incapaces de averiguar qué es exactamente lo que les preocupa o cómo llegar a los miembros de la familia o a quienes quieren pero creen que no están demasiado conectados y desearían estarlo mal. Lo que saben con certeza, es que están ansiosos, deprimidos o que se sienten muy mal… Y se sienten incapaces de conseguir estar mejor, se sienten solos y desesperanzados.

Los adolescentes están luchando más que nunca con ansiedad, depresión y pensamientos de suicidio, por lo que es necesario que tanto los padres como los adultos de su alrededor, deben estar alerta de las posibles señales de que estos adolescentes, no están bien emocionalmente.

¿Cómo podemos ayudar a los adolescentes que luchan por entender exactamente por qué están luchando y para saber cómo se sienten? Es necesario que pongan nombre a sus emociones y sobre todo, que sepan encontrar qué es lo que les hace sentir mal para poder así, encontrar las soluciones adecuadas. Parte de la solución, al parecer, es tan simple como revolucionaria: reducir nuestro horario, poner nuestros teléfonos a un lado y escucharles todo lo que tienen que decirnos, aunque sea sin palabras.

Escuchar una voz y hacer una conexión personal es crítico y no siempre es sencillo, ya que menudo lo que los adolescentes deprimidos carecen es de habilidades comunicativas para poder expresar lo que sienten. Los padres en muchas ocasiones se sienten atados de pies y manos porque no saben cómo afrontar estas situaciones.

Cómo ayudar a un adolescente con ansiedad y estresado

Si crees que tu hijo adolescente está con ansiedad, estresado o deprimido, será fundamental que tengas en cuenta algunos puntos básicos para poder ayudarle y que te sienta cercano. Es posible que al principio no quiera ni hablar, ni comunicarse o intente hacerte ver que no le pasa nada… Pero la realidad es que sí te necesitan sentir cerca, aunque no te lo muestren o te intenten hacer ver todo lo contrario. 

Estos son algunos puntos básicos que debes tener en cuenta para poder involucrarte en los sentimientos de tus hijos adolescentes y así ayudarles y que se sientan apoyados todo el tiempo por tu parte:

  • Busca las señales. Los cambios en el comportamiento de tu hijo, un cambio en el estado de ánimo o en su forma de vivir la vida o de percibir las cosas, harán que sienta cambios físicos como dolores de cabeza o problemas para comer y dormir. Esto pueden ser indicaciones claras de dolor físico o físico y emocional.
  • Hazles entender a tus hijos adolescentes que está bien que se sienta mal, es algo normal y no tiene que sentirse culpable por ello. La clave está en encontrar las soluciones para sentirse mejor. Para ellos, ayuda a tus hijos a identificar cuáles son los sentimientos generales y hazle saber que la vida sigue y que podrán volver a sentirse bien para estudiar, reírse y divertirse de nuevo.
  • Prioriza el tiempo para pasar juntos en familia. Organiza salidas familiares, comer o cenar juntos al menos un par de veces por semana (sin televisión ni móviles). Construye y nutre las relaciones personales familiares para que tus hijos adolescentes se sientan dentro de un núcleo familiar estable y que así, aprendan a expresarse y a saber que son escuchados y respetados por los suyos. Tus hijos adolescentes te necesitan aunque no te lo quieran mostrar.


Categorías

Aprendizaje, Desarrollo

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.