Un bebé con escorbuto en Valencia

bebé
Estos días se ha publicado en una revista médica especializada llamada “Pediatrics” un caso realmente extraño y poco común; un bebé con escorbuto detectado en Valencia. El bebé nació a término y en un principio se le alimentó a base de leche de fórmula hasta los dos meses y medio de vida. Más tarde padeció cierto problema de salud y se recomendó a sus padres cambiar la alimentación con leche de fórmula por un preparado de leche y harina de almendra, polvo de sésamo, malta de arroz integral, mijo y diferentes probióticos. En la publicación de la revista “Pediatrics” los investigadores concluyen adviertiendo del riesgo que conlleva sustituir en los niños lactantes la leche materna o de fórmula por bebidas de origen vegetal

Que es el Escorbuto

Se trata de una enfermedad seria, que si no se detecta y no se trata puede causar la muerte. Es muy rara en países industrializados, aunque hay también algún caso documentado de escorbuto debido a una pobre alimentación en personas que viven en países desarrollados. La mayor incidencia de casos se da en países subdesarrollados, sobre todo en momentos de hambrunas, en estos casos el escorbuto es una de las enfermedades que acompañan a otras enfermedades carenciales, como la desnutrición, el beriberi o la pelagra.
El Escorbuto se produce por carencia grave y crónica de vitamina C.
El escorbuto es una enfermedad antigua, ya la describió Hipócrates, aunque su mayor incidencia se alcanzó a partir de las grandes expediciones para descubrir nuevas tierras, cuando en los viajes en barco se comenzaron a recorrer cada vez distancias más largas y por ello los marinos pasaban mucho tiempo (a veces meses) en Alta Mar, sin posibilidad de consumir alimentos frescos, frutas y verduras. El problema adquirió tal magnitud que algunos países establecieron como práctica suministrar limones y otros frutos cítricos a los navegantes para evitar la enfermedad.
La vitamina C o ácido ascórbico, es un nutriente esencial y que nuestro organismo no es capaz de sintetizar, es decir necesitamos tomarlo con la dieta. Es necesario para la formación y mantenimiento del material que une células y tejidos, se necesita para el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo. También es un potente antioxidante y  aumenta la absorción de hierro, reduciendo la posibilidad de padecer anemia por deficit de hierro.

Que síntomas produce

Los síntomas son algo diferentes si quien sufre la enfermedad es un adulto o un niño. Los síntomas generales son: cansancio y debilidad, encías inflamadas que sangran fácilmente, hemorragias bajo piel, sangrado nasal, sangre en la orina o en las heces, líneas hemorrágicas debajo de las uñas, problemas en la cicatrización de las heridas y anemia. En el caso de los niños casi siempre el primer signo de escorbuto infantil es el dolor en las extremidades. El niño llora cuando mueve las piernas y los brazos o incluso si se las tocan, suele acostarse con las piernas dobladas a la altura de las rodillas y con los muslos muy separados , es lo que se llama «posición de patas de rana», puede presentar magulladuras en el cuerpo y hemorragias en los mismos lugares que en un adulto, salvo en las encías, que no sangran a no ser que el bebé tenga dientes.

Escorbuto infantil

El Escorbuto infantil no es algo nuevo o desconocido. Está descrito como “enfermedad de Barlow”. Se describió a finales del siglo XIX, en niños menores de un año alimentados con leche de fórmula de baja calidad. La vitamina C se puede destruir al procesar o calentar la leche, las marcas actuales, de mayor calidad, están reforzadas para que los niveles de vitamina C sean adecuados. La leche materna, cuando la madre está bien nutrida, y tiene una dieta adecuada, con un correcto aporte de frutas y verduras, contiene más cantidad de vitamina C que la de vaca.

vitamina C

Como prevenirlo

Las medidas preventivas pasan por una alimentación correcta, sana y variada, tomando productos frescos, con un buen aporte de frutas, verduras y hortalizas.
En los niños es frecuente que el pediatra paute un aporte de vitaminas extra, con algún complejo vitamínico específico.
Si aparece la enfermedad el tratamiento pasa por los cambios en la alimentación y aporte extra de vitamina C.
En cualquier caso, la Lactancia Materna es lo más recomendable para los bebés y la OMS la recomienda de forma exclusiva hasta los 6 meses, a partir de entonces tu pediatra te indicará como introducir el resto de alimentos, manteniendo la lactancia materna como complemento al resto de alimentos hasta los 2 años. Y si el bebé toma leche de fórmula seguir los consejos de vuestro pediatra en cuanto a la dosificación, cantidad y frecuencia.
¿Cómo termina la historia del bebé de Valencia?
Cuando se detectó la enfermedad y se cambió su alimentación e inició el tratamiento adecuado  empezó a mejorar. Dos meses después comenzó a andar.


Categorías

El bebé, Salud

Nati Garcia

Soy matrona, madre y desde hace un tiempo escribo un blog. Me preocupan mucho todo lo relacionado con la maternidad, la crianza y el crecimiento... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *